Un envio del blog

El acuerdo debe mantenerse

Enviado en 01 diciembre, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

En enero de 2008 termina el acuerdo entre el gobierno dominicano y el Fondo Monetario Internacional. A juzgar por las expresiones de los principales voceros económicos del gobierno, es muy probable que el presidente Leonel Fernández decida concluirlo. Esta decisión incrementará el clima de incertidumbre y deterioro de la confianza que los sectores dinámicos de la economía nacional han venido expresando sobre el presente y el futuro del país.

Sectores sensatos de la vida nacional, no vinculados a organizaciones partidistas, se han pronunciado en el sentido de que la Republica Dominicana debe mantener en el 2008 un acuerdo de supervisión entre el gobierno y el FMI. Ciertamente, la ausencia de transparencia, el incumplimiento con la ley de austeridad, la falta de buenas practicas gubernamentales evidenciada en el caso del préstamo inconstitucional de 130 millones de dólares y la incertidumbre sobre la economía, constituyen las principales motivaciones que originan esta legitima preocupación.

Ante estos hechos que están a la vista de todos, cabe preguntarse si estas violaciones flagrantes a la Constitución de la Republica y a las leyes dominicanas han sido bajo el acuerdo con el FMI, ¿qué sucederá en el país si el presidente Fernández decide no renovar el acuerdo con el FMI?

Hay serias sospechas de lo que puede suceder. Por ejemplo, el presidente Fernández, aplicando la mayoría que tiene el PLD en el Congreso Nacional, con la oposición del resto de los partidos, se hizo aprobar, al vapor, una emisión de 5,000 millones de pesos en bonos para vivienda, pero su entrada en vigencia será en el mes de enero, según declaró el Secretario de Hacienda. Dicho sea de paso, bajo el acuerdo con el FMI, esta emisión de bonos violó el tope del endeudamiento publicado fijado por el organismo internacional.

Esta decisión de transferir la ejecutoriedad de estos bonos para el mes de enero es sobre la base de que en ese mes no habrá acuerdo vigente con el FMI. En un año electoral, teniendo presente lo que ha significado el uso de los recursos del Estado por parte del presidente Fernández para mantenerse en el poder, no hay garantías de que esos recursos puedan ser invertidos con transparencia. Es lógico pensar que habrá un uso político de los mismos.

Es ya de público conocimiento las investigaciones que esta haciendo el FMI sobre el préstamo inconstitucional de 130 millones de dólares, cuyo informe será presumiblemente emitido en enero. Al FMI, al igual que la mayoría de los dominicanos, lo que nos preocuparía es que existan otros casos no reportados de malas prácticas gubernamentales que comprometen el crédito público de la Republica Dominicana.

Las características particulares del año 2008 obligan a que prime la sensatez. El acuerdo con el FMI es necesario.

respuesta