Un envio del blog

El perfil

Enviado en 08 diciembre, 2007 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

En su mas reciente obra ‚Madera de Zapatero‚ Retrato de un Presidente‚ (2007), el escritor Suso de Toro hace una excelente descripción sobre el rol de un gobernante cuando afirma: ‚Un gobernante no es un mero funcionario, como opinan quienes no creen en la política democrática, sino una persona que asume una responsabilidad enorme: ayudar a que nuestras vidas, trabajos, haciendas, ansias, esperanzas se desarrollen con normalidad. Si la elección de un gobernante implica un pacto de confianza tan importante, justo es que los ciudadanos conozcamos a la persona a la que otorgamos tanta confianza, y poder, durante cuatro años.

Este concepto sobre lo que significa ser gobernante de un país democrático es muy oportuno, a propósito de lo que ha sido la responsabilidad asumida por el presidente Leonel Fernández en el préstamo de los US$130 millones, que se ha constituido en el principal escándalo público de la actual gestión. Es un claro ejemplo de la falta de transparencia y ausencia de buenas practicas gubernamentales.

Veamos: El presidente Fernández autorizó el 12 de mayo de 2006 por poder al Ing. Félix Bautista, en su calidad de Director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, para la suscripción de 19 pagares a favor de la empresa Sun Land por un monto total de US$130 millones para la construcción de un conjunto de obras publicas. En otras palabras, se autorizó la firma de un préstamo que debió ser conocido por el Congreso Nacional.

En cumplimiento de ese mandato, el ingeniero Bautista suscribe, el 15 de mayo de 2006, los 19 pagarés que claramente establecen que se trata de un compromiso de pago asumido por el Gobierno de la Republica Dominicana, en franca violación no solo a la Constitución de la Republica, sino a la Ley de Crédito Publico. Ambos textos prescriben la obligatoriedad de que el Congreso Nacional apruebe los préstamos y los avales que comprometan el crédito de la Republica Dominicana.

Asimismo, en atención al mandato presidencial, el Ing. Bautista solicita, el 17 de agosto de 2006, a la Dirección General de Crédito Publico, de la Secretaria de Estado de Finanzas (hoy Secretaria de Hacienda), el registro como deuda pública de las obligaciones contenidas en el Contrato de Construcción para Obras Prioritarias suscritos entre el Estado Dominicano y la Sun Land Corporation R.D., S.A.

Fíjense bien en las fechas. Todo transcurrió entre el 12 de mayo de 2006 y el 17 de agosto de 2006. Muchos meses después, el 25 de octubre de 2007, el presidente Fernández, en conferencia de prensa en el Palacio Nacional, afirma que la operación no viola la Constitución ni las leyes y que no se trató de un endeudamiento público, cuando tenía conocimiento de la existencia de todos los documentos y poderes autorizados por el mismo.

En definitiva, el pacto de confianza otorgado el 16 de mayo de 2004, está profundamente cuestionado. El escándalo del préstamo de los US$130 millones es el mejor ejemplo de ello.

respuesta