Un envio del blog

Ante la recesion en EU

Enviado en 26 enero, 2008 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

La recesión que ha entrado Estados Unidos, nación que representa el 24% de la economía mundial, impactará en la economía dominicana. Este impacto no solo repercutirá en el intercambio comercial que existe entre ambos países, sino también en un probable descenso de las remesas que envía la diáspora dominicana, que constituye el 10% del PIB. Por este concepto, solo el año pasado, la República Dominicana recibió 1,750 millones de dólares.

La intervención de la Reserva Federal, produciendo la mayor rebaja de los intereses en los últimos veinte años, ha podido reducir una extensión de la crisis en los mercados internacionales, pero no en la economía norteamericana, provocando que el gobierno del presidente Bush y el liderazgo del Partido Demócrata en el Congreso estén consensuando una propuesta legislativa para estimular la economía. Según los analistas, el tiempo para lograr este acuerdo tomará alrededor de dos meses.

Esta desaceleración de la economía norteamericana se viene experimentando desde el año pasado con el auge de la industria de la construcción, basada en financiamientos garantizados por hipotecas de alto riesgo, que finalmente provocaron quiebras en agentes intermediarios, contribuyendo a agravar la situación actual. Aunque Estados Unidos sigue siendo la principal economía de consumo, me suscribo entre los que piensan que la actual crisis puede convertirse en una crisis crediticia, cuya solución pueda tomar más tiempo del que se está calculando. Quizás cuatro o cinco años.

No hay dudas de que el tema económico está dominando el debate de la política norteamericana, superando ya a las preocupaciones de la guerra de Irak. Ya algunos precandidatos han cuestionado que, en la solución a los problemas generados por las hipotecas de alto riesgo, se esté discriminando a los grupos minoritarios, entre ellos a los latinos. Todavía no se conocen cifras específicas sobre los dominicanos que pudieran estar afectados por esta crisis inmobiliaria, pero estoy convencido de que debe haber una buena cantidad afectada por ello.

De ahí es que es previsible que, en el corto y mediano plazo, pueda producirse un descenso de las remesas al país. Si a esto le sumamos, la situación que están viviendo entidades como Citigroup, que han anunciado pérdidas cuantiosas en el último año, definitivamente que la República Dominicana está obligada a tomar medidas de prevención. Recordemos que el Banco Central existe una bomba de tiempo, que es el llamado déficit cuasi fiscal, representado por Certificados de Inversión, cuyos propietarios mayoritariamente constituyen los llamados inversionistas “tipo golondrina”, representados en agentes de inversión, que la incertidumbre provocada por la economía norteamericana, puede tener un efecto no deseado para las autoridades monetarias y financieras.

En ese sentido, la suscripción de un acuerdo de supervisión con el FMI contribuiría a blindar la economía dominicana, al menos ante los mercados internacionales, que están viviendo una situación muy compleja. Un anuncio del gobierno en ese sentido despejaría dudas, y generaría confianza, unida a la necesaria austeridad que debemos tener todos ante la recesión de la economía norteamericana.

www.orlandojorgemera

respuesta