Un envio del blog

La figura presidencial

Enviado en 12 enero, 2008 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Será antes de finalizar el mes de marzo cuando expire el plazo de 90 días que el presidente Leonel Fernández le otorgó a la Comisión Investigadora del Desagüe de la Presa de Tavera. Esta Comisión, que fue designada por el propio Presidente, está presidida por el Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, y la mayoría de sus integrantes son funcionarios subordinados al Poder Ejecutivo.

Por no ser un ente independiente, no deberá sorprender el resultado previsible del informe que emane de esta Comisión. Será para satisfacer los intereses del gobierno, confirmando el grave deterioro institucional que vive el país.

A pesar de que el Reglamento de la Presa de Tavera describe claramente el manejo que debe hacerse ante el impacto de tormentas o huracanes, producto de la falta de previsión y decisión adecuada, el desagüe ocasionó la pérdida de decenas de vidas humanas y daños irreparables. Y cabe preguntarse, ¿cuál es la responsabilidad del presidente Fernández en este caso?

Según el Diccionario de la Lengua Española (2005), el concepto “responsable” tiene cuatro definiciones: obligado a responder de alguna cosa o para alguna persona; culpable de alguna cosa; que cumple sus obligaciones o pone cuidado y atención en lo que hace o decide; persona que tiene a su cargo la dirección en una actividad.

Es la última definición la que se aplicaría al Presidente de la República. Es el piloto del avión, como una vez se autodefinió el propio Presidente. Es el responsable de comportarse y conducirse teniendo presente el bienestar de la colectividad. Es la persona que debió conducir a todos los funcionarios encargados de la prevención y mitigación del desastre natural conforme a las disposiciones legales y reglamentarias para preservar el interés general.

Dudo que el presidente Fernández sea interrogado por la Comisión designada por él mismo. Tampoco creo que el presidente Fernández asuma su responsabilidad pública, y se disculpe ante el pueblo dominicano por este lamentable caso.

Al presidente Fernández le falta la grandeza de Ricardo Lagos, ex Presidente de Chile, cuya responsabilidad fue establecida por la Comisión de Investigación al Transantiago, el plan de reordenamiento del transporte público de Santiago, que ha sido profundamente cuestionado por su falta de previsión, planificación y ejecución. Al tenor de esta Comisión, “… el fracaso de Transantiago, y por el tipo y envergadura de la decisión, no puede responsabilizarse de ella a nadie más que al ex Presidente Ricardo Lagos”.

A diferencia del caso dominicano, la Comisión antes mencionada fue designada por la Cámara de Diputados de Chile. Se trató de una comisión independiente, que identificó a los responsables políticos de los errores en el sistema de transporte de esa nación. Días después del informe, el pasado 19 de diciembre, el ex presidente Lagos pidió perdón al pueblo chileno. ¡Qué grandeza! ¡Cuánta falta hace la institucionalidad!

respuesta