Un envio del blog

Otro retroceso institucional

Enviado en 29 marzo, 2008 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Por considerarlo de interés, reproduciré parte de lo que escribí el 12 de enero, cuando predije lo que sería el Informe de la Comisión Oficial sobre la Operación de la Presa Tavera durante la Tormenta Olga:

“Será antes de finalizar el mes de marzo cuando expire el plazo de 90 días que el presidente Leonel Fernández le otorgó a la Comisión Investigadora del Desagüe de la Presa de Tavera. Esta Comisión, que fue designada por el propio Presidente, está presidida por el Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, y la mayoría de sus integrantes son funcionarios subordinados al Poder Ejecutivo.

Por no ser un ente independiente, no deberá sorprender el resultado previsible del informe que emane de esta Comisión. Será para satisfacer los intereses del gobierno, confirmando el grave deterioro institucional que vive el país.”

En efecto, el Informe de la Comisión Oficial, que el gobierno no se ha dignado en publicar íntegramente, ha venido a confirmar lo que la mayoría de los dominicanos saben: Este informe ha ocultado la verdad de los acontecimientos con el propósito de eludir las posibles sanciones judiciales ante las demandas que están en curso por ante la Justicia.

Ahora es que en realidad está puesta a prueba la independencia e imparcialidad del Poder Judicial, que no debe satisfacerse con la existencia del mencionado informe de la Comisión Oficial, sino que debe agotar todos los medios puestos por la ley para que la verdad resplandezca. En ese sentido, el Poder Judicial debe ordenar la realización de peritajes e informativos testimoniales, incluyendo escuchar a la Comisión de Expertos de Santiago, integrada por profesionales cuya integridad y honorabilidad es ampliamente reconocida.

Como señalé en el artículo, la responsabilidad del presidente Leonel Fernández está comprometida, pues según el Diccionario de la Lengua Española (2005), el concepto “responsable” tiene 4 acepciones: obligado a responder de alguna cosa o para alguna persona; culpable de alguna cosa; que cumple sus obligaciones o pone cuidado y atención en lo que hace o decide; persona que tiene a su cargo la dirección en una actividad.

Es la última definición la que se aplicaría al Presidente de la República. Es el piloto del avión, como una vez se autodefinió el propio Presidente. Es el responsable de comportarse y conducirse teniendo presente el bienestar de la colectividad.

El Presidente Fernández no fue siquiera interrogado por la Comisión. Es más, el Presidente, un mes antes, ya había instruido públicamente a la Comisión Oficial sobre cómo rendir su informe.

“Al presidente Fernández le faltó la grandeza de Ricardo Lagos, ex Presidente de Chile, cuya responsabilidad fue establecida por la Comisión de Investigación al Transantiago, el plan de reordenamiento del transporte público de Santiago, que ha sido profundamente cuestionado por su falta de previsión, planificación y ejecución. Al tenor de esta Comisión, “… el fracaso de Transantiago, y por el tipo y envergadura de la decisión, no puede responsabilizarse de ella a nadie más que al ex Presidente Ricardo Lagos”.

A diferencia del caso dominicano, la Comisión fue designada por la Cámara de Diputados de Chile. Se trató de una comisión independiente, que identificó a los responsables políticos de los errores en el sistema de transporte de esa nación. Días después del informe, el pasado 19 de diciembre, el ex presidente Lagos pidió perdón al pueblo chileno. ¡Cuánta falta hace la institucionalidad!”

respuesta