Un envio del blog

El peso del Estado

Enviado en 31 mayo, 2008 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Los trabajos de investigación de los distinguidos periodistas Minerva Isa y Eladio Pichardo, publicados los días 26 y 27 de mayo de 2008 en el periódico Hoy, han confirmado lo que muchos ya saben: Hay leyes que no se cumplen, lo cual afecta directamente al Estado de Derecho. De manera especial, el trabajo se centró en la falta de aplicación de la Ley 82-79, que exige a los funcionarios públicos, electos y designados, depositar su declaración jurada de bienes tanto al inicio como al final de sus funciones.

300 funcionarios adscritos al Poder Ejecutivo, 49 diputados, 138 síndicos, 973 regidores y más de 100 tesoreros municipales no han cumplido este requisito. Sobre este tema, el de la declaración jurada de bienes, trataré en otra entrega.

Quiero resaltar un aspecto que quizás no ha tenido la atención debida, a propósito de este aporte. Me refiero al crecimiento que ha tenido el Estado, a lo pesado que es su carga, si tomamos en cuenta la cantidad de funcionarios públicos que han engrosado la nómina pública, a través de su designación como Subsecretarios de Estado, en violación a las leyes vigentes.

Veamos: La Secretaría Administrativa de la Presidencia, 4 Subsecretarios; Agricultura, 22 Subsecretarios; Educación, 6 Subsecretarios; Industria y Comercio, 23; Fuerzas Armadas, 4; Medio Ambiente y Recursos Naturales, 8; Obras Públicas y Comunicaciones, 11 Subsecretarios; Relaciones Exteriores, 6 Subsecretarios; Salud Pública, 21 Subsecretarios; Turismo, 10 Subsecretarios; Trabajo, 17 Subsecretarios; Interior y Policía, 19 Subsecretarios; Hacienda, 10 subsecretarios; Educación Superior, 9 Subsecretarios, Juventud, 11; Mujer, 11 Subsecretarias; Deportes, 18 Subsecretarios; Cultura, 7 Subsecretarios; Planificación, Economía y Desarrollo, 7 Subsecretarios, y Administración Pública, 3. En total, 227 subsecretarios de Estado.

Y no he detallado la lista de sub-directores de las diferentes entidades autónomas o descentralizadas del Estado, en cuyo caso, existen entidades que tienen más de cinco Sub-Directores.

Lo anterior nos debe llevar a la reflexión. Así no se puede continuar. Y el hecho de que gobiernos anteriores, al margen de banderías, hubiesen incurrido en esas prácticas, no les da calidad a quienes hoy nos gobiernan a repetir estos errores, con el consabido costo para las finanzas públicas, dado el nivel salarial que devengan, lo cual repercute en el bolsillo de los dominicanos que pagan sus impuestos.

¿Cómo puede existir orden y gobernabilidad en una Secretaría de Estado que existan 23 Subsecretarios? ¿O 10? Por suerte, que la Secretaría de Estado de Administración Pública, creada mediante la Ley de Función Pública, y que es la encargada de velar porque no existan este tipo de distorsiones, solo tiene tres Subsecretarios.

Una de las tareas que debe asumir el gobierno reelecto es responsablemente reducir el peso del Estado, achicarlo para que cueste menos y haga más. Se requiere de responsabilidad y valentía. Es cuestión de voluntad política.

respuesta