Un envio del blog

Cambio de políticas

Enviado en 16 agosto, 2008 Para 3:00 pm Escrito por en Artículos de opinión

Al momento de leer estas líneas, ya el presidente Leonel Fernández se habrá juramentado para ejercer su tercer mandato constitucional, y también serían públicas sus primeras designaciones de funcionarios que le acompañarán en esta “nueva” jornada. Más que cambio de caras o de personas, a lo que aspiramos en este mandato es a un cambio de políticas.

Este gobierno, a diferencia de otros recién electos, comienza cansado. Es “viejo”, que no podrá aspirar a recibir los famosos cien días de tregua que normalmente son conferidos. Es que el país está atravesando una situación muy difícil, quizás como nunca antes en la historia reciente, lo que obliga al gobierno a emitir señales respecto a los graves desafíos que tenemos por delante.

Si sociedad que ha sido diagnosticada, desde la a hasta la z, es la nuestra, por lo que conocemos nuestros problemas básicos: educación, salud, alimentación, empleos, vivienda, seguridad social y seguridad ciudadana. Ahora, a toda esta carga, se suman los conflictos institucionales y sociales, generados por las políticas del propio Fernández, más la reducción de la calidad de vida, en forma impresionante, reservándose los privilegios para los pocos que saborean las mieles del poder.

Adicionalmente, hay un serio problema de confianza con el gobierno. Que nadie se olvide de que Fernández es el mismo presidente que aprobó el préstamo de US$130 millones de dólares de la Sun Land, sin la aprobación del Congreso Nacional, en clara violación a la Constitución. Que hasta hoy, el gobierno no ha podido dar una explicación clara sobre este escándalo, y que la reelección logró evitar una decisión oportuna del Poder Judicial.

No obstante, como representante de una de las dos organizaciones que llevan el caso a la Justicia, no descansaré hasta lograr una sentencia con la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.

Pero es también el mismo gobierno que hizo un uso abusivo de los recursos del Estado en el pasado proceso electoral, incrementando el gasto público, ofreciendo subsidios con fines electorales, para luego anunciar “un plan de austeridad”, que nunca cumplió. Otro incumplimiento que se agrava con la delicada situación de las finanzas públicas, y el incremento de la deuda, afectando como siempre a los dominicanos que no resisten más cargas.

El deterioro institucional que se observa también con los conflictos sociales en el transporte, en la seguridad social, y con las reivindicaciones de los principales gremios. En ocasiones, estas reivindicaciones reciben la indiferencia como respuesta, o actitudes de prepotencia que distancian al gobierno de los ciudadanos.

Como colofón, el alto grado de violencia y la profunda penetración del narcotráfico en el territorio nacional obligan al gobierno a exhibir una clara voluntad política en la lucha contra el crimen, investigando y sancionando con transparencia a quienes resulten involucrados en estos hechos. Este cambio de políticas dependerá en gran medida de la actitud del Presidente Fernández, y de su paso de la palabra a los hechos. Veremos.

respuesta