Un envio del blog

Austeridad

Enviado en 29 agosto, 2009 Para 11:44 am Escrito por en Artículos de opinión

El pasado jueves tuve la ocasión de entrevistar para el programa “Líderes” que se transmitirá mañana domingo a las 9 a.m. por Color Visión, a distintos ciudadanos que transitaban por el Km. 12 de la Carretera Sánchez, el Mercado de la Feria Ganadera y en la Calle El Conde, sobre la situación de la economía. Y la mayoría de quienes conversé expresaron su preocupación, la cual comparto, sobre el sacrificio que hacemos todos pagando impuestos y servicios públicos, y la ausencia de sacrificio por parte del gobierno, especialmente en la falta de un plan de austeridad serio y creíble.

Oportuno es revisar lo que está pasando en México. Mientras en la República Dominicana, los salarios de los funcionarios públicos llegan a niveles escandalosos, en México, el presidente Felipe Calderón ha decretado un tope salarial para los funcionarios, estableciendo que ningún salario podrá ser superior al del Presidente de la República. Todo esto dentro de un paquete de medidas de austeridad.

Al tomar estas medidas, el presidente Calderón recordó que “antes de pedir sacrificios a las familias mexicanas para resolver los problemas, es necesario que las autoridades demuestren el uso transparente y eficiente de los recursos públicos”. Añadió, también, que “no se trata únicamente de evitar dispendios, sino también de generar ahorros en el gasto corriente del Gobierno federal para destinar esos recursos a gastos sociales”.

Qué bueno fuera que el presidente Leonel Fernández se pronunciara en iguales términos, y los pusiera en práctica. La diferencia radica en que en México, hay voluntad política. Aquí esta voluntad escasea, o es inexistente, al menos en cuanto al sacrificio que debe hacer el gobierno ante la crisis que afecta al país, y que todavía no hemos tocado fondo. Con unas finanzas públicas en estado de gravedad, ya es tiempo que el gobierno adopte e implemente medidas similares, con un toque de tequila.

respuesta