Un envio del blog

Pacto

Enviado en 22 agosto, 2009 Para 9:28 am Escrito por en Artículos de opinión

El presidente Leonel Fernández y el PLD han fracasado en solucionar el problema del sector eléctrico en el país. Los autores y promotores de la Ley de Capitalización, creada con el propósito de atraer inversiones privadas en un marco de mínima regulación estatal, hoy día no pueden exhibir uno solo logro tangible en esta área fundamental para el desarrollo del país.

La realidad le ha golpeado en la cara. Largos apagones, pésimo servicio, altas tarifas, y lo más grave, la existencia de una estructura orgánica, como la CDEEE, que suplantó el poder de regulación de la Superintendencia de Electricidad, creando incertidumbre e inseguridad jurídica en el sector. A esto se le suma, la completa y total estatización de las distribuidoras, con el correspondiente clientelismo, agravado por la cuantiosa deuda que tiene el Estado con los generadores, situación que ha provocado que en los últimos años, no se haya invertido un solo centavo en generación eléctrica.

Los cambios que introdujo recientemente en la CDEEE no van a resolver el problema, a menos que exista voluntad política para tomar las decisiones cruciales que, por muchos años, no se han tomado. Basta solo con recordar que, sin ninguna medida oficial, el gobierno decidió el año pasado no aplicar la ley que sanciona el fraude eléctrico para no asumir el costo político durante las elecciones del 2008. Como consecuencia de esto, a junio de este año, las pérdidas en el sector eléctrico alcanza el 40%, la misma cifra que hace diez años.

La única salida que le veo a esta situación es si todos los sectores nacionales, especialmente los partidos políticos con representación en el Congreso Nacional, asumen la solución del sistema eléctrico mediante un pacto político para que, al margen de quienes nos gobiernen, exista una agenda mínima de regulación, competitividad e infraestructura, eficaz y aplicable. Claro, nada de Cumbres, y de declaraciones que luego no se cumplan. Es pasar de las palabras a los hechos, con acciones concretas. La propuesta está lanzada.

respuesta