Un envio del blog

La crisis de Honduras

Enviado en 03 octubre, 2009 Para 11:16 am Escrito por en Artículos de opinión

Entre las posiciones que apoyan el Golpe de Estado, que no es la que yo suscribo, he encontrado ésta, en el reporte titulado “Honduras: Constitucional Law Issues”, preparado por The Law Library of Congress, un directorio que se encarga de preparar recomendaciones al Congreso de Estados Unidos sobre temas de derecho comparado.

En síntesis, el reporte justifica el Golpe de Estado, sobre la base de que “la Suprema Corte de Justicia tiene la autoridad constitucional para escuchar casos en contra del Presidente de la República y otros altos funcionarios, para decidir y ejecutar sentencias, y requerir la asistencia de la fuerza pública para ejecutar sus decisiones. La Constitución no autoriza al juicio político, pero si delega en el Congreso el poder para desaprobar la conducta del Presidente, conducir investigaciones especiales e interpretar la Constitución. En el caso en contra del Presidente Zelaya, el Congreso Nacional interpretó el poder de desaprobar la conducta del Presidente y removerlo del poder, basado en los resultados de la investigación especial”.

Esta es la justificación de todo lo que ilegalmente se hizo en Honduras. Como estudioso del derecho constitucional americano, este reporte manda por el suelo todas las garantías constitucionales sobre el “debido proceso de ley”, “la presunción de inocencia”, “el derecho de defensa”, “el juicio imparcial”, que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos establece como ejes fundamentales de los derechos de los justiciables. ¿Tuvo oportunidad Manuel Zelaya de defenderse ante el Congreso de su país?

Estos argumentos ya están siendo utilizados por congresistas americanos para rechazar la vuelta de Zelaya. Afortunadamente, la posición oficial del Departamento de Estado es en apoyo al retorno. Es la que ha propuesto el presidente Oscar Arias. América Latina, y la democracia global, no pueden permitir lo contrario.

respuesta