Un envio del blog

Así, sí

Enviado en 27 febrero, 2010 Para 11:23 am Escrito por en Artículos de opinión

“El Secretario de Hacienda, Vicente Bengoa, reconoció ayer que el Poder Ejecutivo viola las 24 leyes que especializan fondos del Estado, cuya reforma planteó al Congreso Nacional”. Así comenzaba la crónica de la noticia titulada “Bengoa admite Gobierno viola 24 leyes sobre fondos”, publicada en el periódico Hoy del 10 de diciembre del año pasado.

Entre las 24 leyes que no son cumplidas por el PLD, es importante citar la Ley General de Educación, Ley de Educación Superior, Ley de Autonomía Presupuestaria para los Poderes Legislativo y Judicial, Ley de la Cámara de Cuentas y Ley del Distrito Nacional y los Municipios.

El gobierno prefiere que los recursos que sean destinados para mejorar la calidad de la educación, en aplicación a la Ley General de Educación, sean destinados mejor para cubrir la extraordinaria nómina que tiene el PLD en la Administración Pública. Un ejemplo de que no hay voluntad política para aplicar la ley en el país.

Pero, dado que el Congreso Nacional está controlado mayoritariamente por el PLD, sus congresistas, los del gobierno, responden a los intereses oficiales, y no a lo de la gente, por lo tanto, las declaraciones del Ministro de Hacienda no provocaron ninguna acción del Congreso, como contrapeso del poder, para cuestionar y pedir explicaciones a tan importante funcionario sobre esta ilegalidad multiplicada por veinticuatro.

Es justamente lo que está en juego en este proceso electoral. El contrapeso en los poderes del Estado es vital para la democracia dominicana. Un solo partido no lo puede tener todo, pues se desdobla ante los intereses del gobierno. Así sucedió con la Sun Land, y así probablemente suceda con los otros Sun Land, pues el Congreso mayoritariamente responde a los deseos del gobierno, y no al interés nacional.

De ahí la trascendencia del actual proceso electoral. Hay que darle más poder a la gente. El 16 de mayo es la gran oportunidad.

respuesta