Un envio del blog

No al barrilito

Enviado en 20 marzo, 2010 Para 11:25 am Escrito por en Artículos de opinión

El presidente de la Junta Central Electoral, doctor Julio César Castaños Guzmán, ha puesto el dedo sobre la llaga al expresar que los legisladores que procuran su reelección deben renunciar al uso del llamado “barrilito”, que es el fondo de asistencia social que dispone el Congreso Nacional para sus legisladores.

Apoyo íntegramente las declaraciones del doctor Castaños, pues, definitivamente, el Barrilito es también usar fondos públicos en campaña electoral, con el agravante de que los candidatos oficialistas tienen, adicionalmente, a todo el gobierno bajo su disposición. La desigualdad es evidente.

La afirmación del presidente de la JCE es también una demostración de la debilidad institucional del Estado al no poder impedir esta situación de clara desigualdad. Mientras en Brasil, el Tribunal Supremo Electoral impone una multa al presidente Lula por hacer proselitismo político en inauguraciones de obras públicas, aquí, en República Dominicana, nos hemos quedado en palabras y no en hechos concretos.

Un ejemplo de lo anterior es que, por falta de voluntad política en la mayoría que controla el Congreso Nacional, no se ha aprobado la Ley de Partidos Políticos, debido a que tiene disposiciones que prohíben el uso de fondos públicos en campaña electoral, así como restringen las actuaciones de funcionarios públicos en procesos electorales. Es obvio que el PLD no quería nunca la Ley de Partidos, para no tener las manos atadas para estas elecciones.

Por eso, las declaraciones del doctor Castaños son muy oportunas. Deberían ser reforzadas con una resolución de la JCE, que tiene facultad reglamentaria para administrar el proceso electoral. Para el record, me opongo al “Barrilito”, y en próximas entregas, presentaré mi propuesta sobre el destino de este fondo, que no se corresponde con la naturaleza de la función de legislar.

respuesta