Un envio del blog

Ángel Miolán

Enviado en 17 abril, 2010 Para 8:48 pm Escrito por en Artículos de opinión

La muerte de Ángel Miolán enluta al PRD. Se ha encontrado con Dios el último sobreviviente de los doce fundadores del partido en La Habana, Cuba, el 21 de enero de 1939, y miembro de la Comisión que llegó al país el 5 de julio de 1961, integrada además por Nicolás Silfa y Ramón Castillo, que trajo los aires de democracia a la República Dominicana.

Recuerdo que el 24 de enero del año pasado, con motivo de cumplirse el 70 aniversario del PRD, me correspondió, en mi calidad de Secretario General del partido, entregar a don Ángel el reconocimiento por sus aportes al PRD y a la democracia dominicana. En ese emotivo acto, dije lo siguiente:

“El PRD no tiene con qué pagarle a don Ángel todo el esfuerzo y el sacrificio que él ha hecho por nuestra organización, por lo que, en este día, decidimos, como reconocimiento a su historia, entregarle lo mismo que él nos trajo el 5 de julio de 1961: el “jacho prendido”, símbolo del PRD, que representa la luz de la democracia”.

Don Ángel fue un constructor de la democracia dominicana, y su hoja de vida nos debe servir de ejemplo para las nuevas generaciones de dominicanos, sobre todo aquéllos que estamos en la política. Don Ángel murió sin la riqueza ni la opulencia que caracterizan hoy a quienes ejercen una función pública, salvo honrosas excepciones. Fue el primer Director de Turismo (lo que es hoy el Ministerio de Turismo), y uno podrá estar de acuerdo o no con su visión, pero nadie puede tildarle de haberse favorecido enriquecido ilegítimamente durante las veces que ejerció funciones de poder.

Don Ángel nos deja un legado imperecedero reflejado en sus obras escritas y en sus acciones como perredeísta y dominicano. Siempre disfruté de cada momento que estuve con don Ángel, con sus anécdotas, sus luchas y sus sueños. Mi sentido pésame a doña Carmen, y a sus hijos, Carmen, Ángel y Carlos. Descanse en paz, don Ángel.

respuesta