Un envio del blog

Del Otro Lado

Enviado en 26 junio, 2010 Para 10:51 am Escrito por en Artículos de opinión

El panorama político cambiará a partir del 16 de agosto. El PLD tendrá control total del Senado (en un absurdo del sistema democrático nacional, en donde el PRD obtuvo el 44% de los votos, y no tiene un solo senador), y mayoría en la Cámara de Diputados, aunque no será absoluta. En el caso de los municipios, la situación es distinta, en el donde el PRD fue el partido que obtuvo mayor representación, según las estadísticas electorales que publiqué en la primera entrega.

Por lo tanto, el gobierno en su afán de tenerlo todo, de convertir al PLD en un partido del Estado, tendrá el objetivo de ocupar la totalidad de las posiciones en los órganos constitucionales que se designarán a partir de la nueva Constitución. Algunas de esas designaciones pueden hacerse antes del 16 de agosto, lo que es una posibilidad latente.

El PRD estará en el otro lado, en la acera de enfrente. Haciendo oposición firme sobre la base de afirmar nuestra identidad programática e ideológica, fundamentada en el socialismo democrático, y la defensa una mejor distribución de los ingresos públicos para beneficiar a los ciudadanos. La sociedad dominicana ha cambiado, y que hoy día, más y más ciudadanos, se sienten “empoderados”, más conscientes de sus derechos y de su dignidad, lo cual es muy positivo.

Ampliaremos las llamadas “fronteras de adhesión”, esto es identificarnos con las causas justas y con las luchas sociales de distintos movimientos y organizaciones que hacen una extraordinaria labor.

Todo lo anterior debe ser sobre una base sólida de unidad, de nuestra cohesión interna, que es definitivamente clave. La unidad se fundamenta en el respeto a las decisiones orgánicas y a la institución. La sociedad dominicana observa al PRD, sus dimes y diretes, que cansan. Si no hacemos consciencia de ello, seguiremos en más de lo mismo. Estoy seguro que, estando del otro lado, con firmeza, transparencia y claridad, diferenciándonos del gobierno, seremos la alternativa creíble.

respuesta