Un envio del blog

Mangos bajitos

Enviado en 18 septiembre, 2010 Para 11:01 am Escrito por en Artículos de opinión

Tenemos tres meses sin acuerdo con el FMI, pero no pasa nada, pues ya el Ministro de Hacienda resolvió el problema. 53 empresas del sector industrial fueron las agraciadas para pagar anticipadamente el ITBIS y lograr, en violación al Código Tributario, que el gobierno cubra, ligeramente, el tope del déficit fiscal acordado con el FMI, para asegurar un nuevo acuerdo.

En el fondo, es una reforma fiscal sin autorización del Congreso Nacional. Pero además, hay otra reforma tributaria sin que el Congreso la aprobara. Se hizo de manera “administrativa”: la indexación de los precios de los combustibles. Aumentaron los impuestos a los combustibles, y nada pasó.

Pero, el gobierno insiste. Ahora en la modificación del presupuesto incluirá otros US$250 millones de bonos soberanos. La deuda externa ha crecido un 23% en los últimos doce meses, y de cada 100 pesos que recibe el gobierno, 43 van a pagar la deuda. Es una bomba de tiempo. Y el gobierno ha decidido seguir financiando sus gastos e inversiones con más deudas, y más impuestos cobrados y aumentados, “de manera administrativa”.

Esto no es extraño para un gobierno que hizo el préstamo de la Sun Land, sin aprobación del Congreso, y todavía hoy no se sabe dónde están esos US$130MM, pero el gobierno tuvo que pagarlos, a través de un banco privado. Todas las opciones son graves: O se hace una nueva reforma tributaria, que debería ser fiscal, o se deberá correr la tasa de cambio. Pero, el presidente sigue ofreciendo villas y castillas, sin tener recursos en las manos.

Definitivamente, éste es el gobierno de los mangos bajitos. Todo se puede hacer, porque nada cuesta. El que se sacrifica es el empresario, el profesional, el ciudadano, la gente. Así no se pueden hacer políticas en beneficio del país.

respuesta