Un envio del blog

El prólogo de Moya Pons (2)

Enviado en 02 octubre, 2010 Para 11:53 am Escrito por en Artículos de opinión

En la entrega anterior, el autor cita el párrafo del prólogo al libro de René Fortunato en el cual Frank Moya Pons afirma que, en los últimos años de su vida, Juan Bosch el padecimiento de Alzheimer hizo de Juan Bosch un hombre intolerante y amargado.

Y, a seguidas, agrega: “Este último Bosch dista mucho, muchísimo, del que René Fortunato retrata en este libro. El Bosch de Fortunato es el Bosch brillante y luminoso, el maestro de la democracia representativa, el pensador y político liberal, el orador deslumbrante y didáctico, el Presidente honesto más allá de lo razonable, el líder político rígidamente coherente con su credo democrático, el verdadero padre de la democracia dominicana”.

Ambos párrafos, como todo el prólogo, son juicios del historiador, que retratan la vida de Juan Bosch. Qué distinto, hubiese sido que el PLD, en la voz del presidente del Senado, hubiese saludado ese prólogo, como un ejemplo de la libertad de expresión que, según la Constitución, se vive en la República Dominicana.

Conozco a Frank Moya Pons desde niño. Debería decirlo, al revés, él me conoce desde que yo estaba en el vientre de mi madre. Nos ha tocado vivir momentos estelares, que algún día relataré. Es un historiador excepcional y brillante. Firme, valiente y objetivo. Desde aquí, mis respetos y mi admiración, y mi solidaridad con él, siempre.

respuesta