Un envio del blog

El dilema

Enviado en 13 noviembre, 2010 Para 11:38 am Escrito por en Artículos de opinión

Leonel Fernández tiene un dilema ante sí. Por su condición de presidente de la República, fue el propulsor de la Constitución promulgada el 26 de enero, que él califica como instrumento esencial de la “revolución democrática”. Para ello, formalizó un pacto con Miguel Vargas. En virtud de ese pacto, se estableció la prohibición de la reelección presidencial consecutiva, lo que para el PRD representó la reivindicación de los principios de José Francisco Peña Gómez y la rectificación de la errática reforma constitucional del 2002.

La otra cara de la moneda la representan los intereses políticos de quienes están en el entorno de Fernández, que sienten incertidumbre y preocupación ante el hecho innegable de que el presidente no puede optar por la repostulación. No obstante, se pone en ejecución un plan que incluye la modificación de la Constitución para eliminar ese impedimento. Unos, más osados, plantean que no es necesario y que la Justicia se encargará de hacer las interpretaciones correspondientes.

En el mejor estilo de los años de Joaquín Balaguer, comienzan las peticiones al presidente para que se repostule. Ya lo hicieron los senadores. Luego, vendrán los diputados, y así sucesivamente.

Tomar este camino tendrá un alto costo para el país. Las experiencias anteriores así lo indican. Lo reitero y lo ratifico, el PRD pagó un alto costo por la reforma del 2002, y, en señal de rectificación y en consonancia con el texto actual de la Constitución, del cual también el PRD es parte, reclamaremos su respeto y su cumplimiento. Al PLD que se vea en el espejo del PRD.

El presidente debe salir por la puerta principal del Palacio Nacional el 16 de agosto de 2012, con la frente en alto. Ante el dilema, la razón se impondrá por encima de la coyuntura.

respuesta