Un envio del blog

PRD, cohesionado

Enviado en 19 febrero, 2011 Para 11:49 am Escrito por en Artículos de opinión

La ley orgánica del Tribunal Constitucional no fue aprobada en la legislatura que terminó el pasado jueves, a causa de un solo responsable: el PLD. Fue el Senado, controlado totalmente por el partido oficialista, que aprobó un proyecto de ley que cercenaba las atribuciones del Tribunal Constitucional y omitía los requisitos esenciales para ser miembro del mismo.

El TC es iniciativa del PRD y había que evitar que el PLD le diera una estocada a un órgano que se pretendía que fuese un “natimuerto”. Esto fue entendido por el liderazgo partidario, de manera muy especial por los diputados que integran el Bloque Parlamentario del PRD.

Lo mismo ocurrió con la edad para ser juez del TC. Nuestra posición fue respetar el artículo 187, que dispone que “para ser juez del TC se requieren la mismas condiciones exigidas para los jueces de la SCJ”. Por lo tanto, la aplicación del artículo 151 sobre la edad de retiro obligatoria para los jueces de la SCJ, que es de 75 años, se hace extensiva a los futuros miembros del TC.

No valieron ni las recomendaciones de la propia Comisión de Juristas designada por el presidente Leonel Fernández, para que el PLD entendiera que había que modificar el proyecto aprobado en el Senado. Hubo incluso, en el seno de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, intentos serios y firmes para buscar una salida armoniosa. El PLD se opuso.

En la votación, las posiciones fueron muy claras. El PLD pretendió cercernar el TC. El PRD mantuvo su posición de principio, en honor a la memoria histórica y a la defensa de la constitucionalidad. Ante la imposibilidad de lograr su objetivo, el PLD tuvo que dejar el proyecto sobre la mesa. Mis felicitaciones al Bloque de Diputados del PRD, que actuó cohesionado y coherente. Así seguiremos.

respuesta