Un envio del blog

El Cuarto Piso

Enviado en 23 julio, 2011 Para 11:54 am Escrito por en Artículos de opinión

He terminado de leer El Cuarto Piso (1963), libro que contiene las memorias del Earl E.T. Smith, quien fue embajador de Estados Unidos en Cuba durante la caída del dictador Fulgencio Batista y en la toma del poder de Fidel Castro. Smith relata, con lujo de detalles, su llegada como Embajador a Cuba, en 1957, y sus relaciones tanto con el gobierno cubano como con el movimiento revolucionario.

Smith critica el rol del Departamento de Estado ante lo que se evidenciaba como el advenimiento de una revolución comunista. Al decir de Smith, el “Cuarto Piso del Departamento de Estado”, integrado por funcionarios de tercera categoría, era el que dirigía la política exterior hacia Cuba. A su juicio, era una política de desconocer la naturaleza comunista de Castro y de su movimiento, y al contrario, promover acercamiento entre el gobierno americano y el movimiento de Castro, a través de la CIA, con distintos elementos de la prensa norteamericana.

La obra describe la presencia americana en Cuba en la época de Batista, especialmente el poder que tenía su Embajada. Afirma, que el embajador de Estados Unidos era el segundo hombre más poderoso, después de Batista, e incluso, en ocasiones, tenía más poder que el dictador. Ese poder se fue desvaneciendo en la medida en que el gobierno americano le fue restando apoyo a Batista, y estableciendo un puente de comunicación con Castro, destruido cuando Castro tomó el poder. La historia es ya conocida.

El libro detalla el papel del embajador de Estados Unidos en un país. Asumo que el Manual de Funciones ha cambiado desde la década del cincuenta, pero resulta muy interesante el capítulo “Obligaciones y Facultades de un Embajador”. Recomiendo la lectura de este libro, sobre todo a las nuevas generaciones para que complementen su opinión sobre una de las revoluciones más interesantes de América Latina.

respuesta