Un envio del blog

PRD

Enviado en 14 enero, 2012 Para 9:48 am Escrito por en Artículos de opinión

Hipólito Mejía fue proclamado, a unanimidad, como candidato presidencial del PRD en la Convención Nacional Extraordinaria, celebrada en el Centro Olímpico, el día 8 de mayo de 2010. Fue juramentado en este magno evento que también aprobó, a propuesta del presidente del partido, Miguel Vargas, una amnistía general. Este gesto provocó los aplausos de todos. El año 2012 ha comenzado, y el destino ha colocado, una vez más, al PRD, en la ruta hacia el poder, como consecuencia del trabajo, el esfuerzo y el sacrificio, de Miguel Vargas y de Hipólito Mejía. Hoy, el PRD es la principal fuerza política del país, razón por la cual ocuparemos la casilla #1 en la boleta electoral.

Repasando su historia, el PRD no ha estado exento de luchas internas. Pero, siempre, y aún en las circunstancias más difíciles, nos hemos encauzado por el camino de poner los intereses nacionales por encima de los particulares. Ha sido el legado de José Francisco Peña Gómez, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco, quienes fueron protagonistas de fuertes luchas internas, pero que también, en el momento cumbre, demostraron su extraordinaria madurez y presentaron proyectos exitosos.

Quiero que el PRD gane el 20 de mayo, con Hipólito Mejía. No solo es mi deber, es mi responsabilidad ante la historia y ante el partido, trabajar diariamente por alcanzar esa meta. La ilusión de ganar y de hacer un gobierno honesto, decente, comprometido con el ejercicio político que beneficie a las mayorías, está presente en las bases del partido.

Como decía Peña Gómez, ‘el PRD unido jamás será vencido’. El valor de esa frase es extraordinario. Cada perredeísta debe poner su grano de arena en la construcción del triunfo. En esa tarea he estado, estoy y estaré, contribuyendo con la victoria blanca el 20 de mayo.

Comentarios cerrados.