Un envio del blog

El garante

Enviado en 04 febrero, 2012 Para 10:01 am Escrito por en Artículos de opinión

La responsabilidad de organizar elecciones transparentes, libres y diáfanas recae sobre quien tiene la máxima autoridad nacional: el presidente Leonel Fernández. Además de ser presidente del PLD, y de tener sus intereses políticos en este proceso, él es el Jefe del Estado, tiene una extraordinaria responsabilidad sobre sus hombros, que es la de ser el garante de la celebración de las elecciones del 20 de mayo, asegurar su transparencia y de respetar sus resultados.

Dada la presencia de la reelección en la historia reciente, no hay muchos precedentes que puedan nutrir la conducta presidencial en los casos, como el actual, en que el presidente agota su último período, al no ser candidato a la reelección.

El último precedente que se puede tener como referencia fue el de Salvador Jorge Blanco, quien no se reeligió, respetó los resultados de las elecciones de 1986 y transfirió, en democracia, el poder al candidato de la oposición. Este precedente me toca personalmente, pues aunque muy joven, lo viví en carne propia. Vi como mi padre tomó las previsiones correspondientes para despegar las incertidumbres de ese proceso, mediante la creación de la Comisión de Asesores Electorales, que jugó un papel determinante.

Lógicamente, los tiempos han cambiado. Un nuevo marco constitucional y legal norma las elecciones. Pero, existen incertidumbres sobre el proceso, tales como el uso desmedido de los recursos del Estado, el dominio que tiene el PLD sobre los órganos de ejecución y decisión en el ámbito electoral, dudas sobre el Centro de Cómputos de la JCE, entre otros aspectos, que el más llamado a despegarlas es el presidente Leonel Fernández, por el bien del presente y el futuro de la democracia. Debe hacerlo, colocándose por encima de sus intereses políticos, pensando en la mayoría de los dominicanos que quieren más democracia y más oportunidades.

Comentarios cerrados.