Un envio del blog

Menos democracia

Enviado en 18 febrero, 2012 Para 10:40 am Escrito por en Artículos de opinión

Una de las lecciones fundamentales en derecho constitucional es la teoría de la separación de los poderes, base de la democracia. En Estados Unidos, esta teoría fue perfeccionada con la inclusión del sistema de ‘balances y chequeos’ entre los distintos poderes del Estado, de tal suerte que un poder supervise al otro.

Así por ejemplo, en Estados Unidos, el presidente y sus funcionarios rinden cuenta de sus actuaciones al Congreso, que autoriza los poderes especiales al presidente. Además, la Suprema Corte ejerce el control constitucional sobre los actos del Ejecutivo y el Legislativo. Ahí, reside la fortaleza institucional de la democracia norteamericana.

Somos testigos de cómo en la República Dominicana se ha perdido el mecanismo de los contrapesos del poder, en la medida en que el PLD ha ido tomando control de los organismos del Estado. A la fecha, el PLD controla, además del Ejecutivo, los poderes Legislativo y Judicial. De igual manera, domina los organismos que regulan la supervisión de las cuentas del Estado, como la Cámara de Cuentas.

Esto es sumamente grave y preocupante. Los contrapesos figuran en los textos, pero, en la práctica, solo existen formalmente. Es decir, resulta casi una ilusión pensar que la Cámara de Cuentas emitiría un informe desfavorable sobre el manejo de las cuentas por parte del Ejecutivo, o que el Congreso interpelaría a funcionarios cuyo desempeño ha sido cuestionado en relación a distintas políticas nacionales. Y mucho menos pensar que la Suprema Corte de Justicia decidiría un caso en contra del gobierno.

El PLD no deja dudas en su conducta. Es intolerante ante las críticas y abusa del poder, respaldado en este dominio que ejerce en los organismos del Estado, en contra de quienes piensan diferente al gobierno. El 20 de mayo se inicia el camino a la recuperación de la democracia, con el triunfo del PRD.

Comentarios cerrados.