Un envio del blog

Alianza PRD-PNVC

Enviado en 17 marzo, 2012 Para 11:53 am Escrito por en Artículos de opinión

La sentencia dictada por el Tribunal Superior Electoral (TSE) que anula la Convención del Partido Nacional de Veteranos y Civiles (PNVC) que respaldó la alianza con el Partido Revolucionario Dominicano, apoyando la candidatura de Hipólito Mejía, constituye un golpe a la institucionalidad, particularmente a la democracia interna de los partidos, que libremente pueden decidir sus alianzas electorales.

Con dos meses de funcionamiento, el TSE ha emitido tres resoluciones con un elemento en común: solo benefician al Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Una confirmación de que el PLD domina y controla este organismo, y lo utiliza con fines de retaliación política.

Oportuno es resaltar el voto disidente y razonado del presidente del TSE, doctor Mariano Rodríguez, en el que comprobó que ese partido cumplió con todos los requisitos exigidos por la ley y sus estatutos al celebrar la Convención que apoyó la alianza con el PRD, y dijo que, al anularla, la decisión deviene en una violación al derecho fundamental del sufragio, tanto activo como pasivo, habidas cuentas de que al tenor del artículo 62 y siguientes de la Ley Electoral, todos los partidos tienen derecho a aliarse y coaligarse para presentar candidaturas comunes.

El PLD le pasa factura al PNVC por no haberlo apoyado. Así no se construye la democracia, y se crea incertidumbre y suspicacia frente a eventuales casos que pudieran presentarse ante el TSE. Afortunadamente, la sociedad está en alerta, y ya se han expresado sobre este funesto golpe a la institucionalidad, las respetadas voces de monseñor Agripino Núñez y de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), entre otros.

Acompañaré y apoyaré al PNVC en esta lucha. Un motivo más para que el 20 de mayo se produzca el cambio que lo representa Hipólito Mejía y el PRD, y se quiebre la dictadura constitucional que está en sus albores.

Comentarios cerrados.