Un envio del blog

Despilfarro o austeridad

Enviado en 24 marzo, 2012 Para 1:42 pm Escrito por en Artículos de opinión

Una de las principales preocupaciones de los sectores económicos es el futuro de la economía. República Dominicana tiene un déficit de Cuenta Corriente de unos US$3,500 millones. Su déficit fiscal es de más de RD$50,000 millones, y esto sin contar las operaciones de ‘factoring’ que ha hecho el gobierno con contratistas, y otras deudas ocultas que deben estar en los pasillos de algunos ministerios.

Por tanto, lo que va a recibir el nuevo gobierno es una ‘bomba de tiempo’, que deberá ser desactivada. Dos propuestas están enfrentadas: La que representa Danilo Medina y el PLD, y la que representa Hipólito Mejía y el PRD. Ambas tienen enfoques distintos sobre la economía.

Es razonable pensar que si Danilo Medina ganare las elecciones, la receta que aplicará será una nueva reforma tributaria, tal como hizo el PLD en 2008 y 2010. Luego de usar recursos del Estado en la campaña, aumentó los impuestos, afectando los bolsillos de los ciudadanos que cumplen sus obligaciones.

El único candidato presidencial que ha planteado, ante la gravedad de las finanzas públicos, una solución sin reforma tributaria es Hipólito Mejía. En efecto, el PRD ha propuesto planes de austeridad, eliminando el despilfarro, y elevando la calidad del gasto público. Es la única manera de cumplir el compromiso del 4% para la educación.

Por tanto, eliminar las duplicidades y triplicidades de cargos, la cantidad de ‘botellas’ en los ministerios, los gastos y viáticos de altos funcionarios y las ‘nominillas’ del PLD, será la prioridad del PRD a partir del 16 de agosto. Todos debemos ajustarnos, y el gobierno dará el ejemplo.

El PLD nunca ha aplicado un plan de austeridad. Se ha quedado en titulares. El país necesita disciplina y calidad del gasto público. Otra razón más para votar por Hipólito Mejía y el PRD.

Comentarios cerrados.