Un envio del blog

Entrevista sobre la Construcción de Políticas Públicas en favor de la Mujer en República Dominicana

Enviado en 04 marzo, 2012 Para 12:44 pm Escrito por en Entrevistas

El próximo jueves se celebra el Día Internacional de la Mujer, con el cual se reinvindica a nivel mundial la lucha de las mujeres por sus derechos y por mayor equidad de género. Haciendo honor a la fecha, Orlando Jorge Mera invita a su programa de hoy a tres mujeres dominicanas, destacadas en tres áreas de gran importancia para la consecución de esta altas metas en el país: educación, microcrédito y política. Con Margarita Heinsen (MH), educadora y decana de Innovación Educativa de la Universidad Iberoamericana, Mercedes Canalda de Beras Goico, vicepresidenta del Banco de Ahorro y Crédito, ADOPEN, o Banco de la Mujer, y Janet Camilo, abogada y política, presidenta de la Federación Dominicana de Mujeres Social Demócratas, evalúa la situación de la mujer dominicana en las vertientes citadas y pondera las iniciativas que mejor convendrían al país en materia de equidad de género de cara al futuro.

………………………………………………………………………………………………………………………

INTRODUCCIÓN:
OJM: El próximo jueves 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, y por tal razón nuestro programa de hoy lo vamos a dedicar a ver cómo la República Dominicana ha ido construyendo políticas a favor de género. Es decir, hasta que punto nuestro país la mujer ha logrado alcanzar un espacio en el que pueda ejercer sus derechos en igualdad de oportunidades frente al hombre y en igualdad de oportunidades frente a la sociedad. Por ello en nuestro programa vamos a tener a tres distinguidas invitadas, estaremos entrevistando a Margarita Heinsen, quien es educadora y decana de Innovación Educativa de la Universidad Iberoamericana, a Mercedes Canalda de Beras Goico, quien es vicepresidenta del Banco de Ahorro y Crédito, ADOPEN, o Banco de la Mujer, y a Janet Camilo, abogada y política, presidenta de la Federación Dominicana de Mujeres Social Demócratas. Con ellas tres vamos a abordar hasta dónde en la República Dominicana se han ido construyendo políticas a favor de la mujer.

ENTREVISTA A MARGARITA HEINSEN

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Margarita Heinsen (MH)

OJM: El programa de hoy lo estamos dedicando al Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo 8 de marzo y hemos querido reunir a una muestra de mujeres destacadas de nuestra sociedad. Nos gustaría abordar contigo sobre la política de género en el área de la educación, sobre todo en la educación primaria y secundaria. Cuéntanos un poco cómo está la presencia de la mujer en esta área tan fundamental.

MH: La mujer cumple un rol fundamental sobre todo en países como el nuestro en el que asume gran parte de la responsabilidad de la educación de los hijos. Muchas veces, incluso esa mujer que representan las abuelas, que asumen no solamente la educación de los hijos sino también de los nietos, la educación de esa siguiente generación. Yo considero que definitivamente tenemos que reflexionar sobre ese rol que está jugando la mujer y el impacto que tiene cómo la mujer se siente en nuestra sociedad para poder educar de manera, vamos a decir, que efectiva, eficiente a los niños y a las futuras generaciones. En el caso de la educación vemos una presencia femenina en los educadores, las educadoras y hay una mayor cantidad de educadores mujeres, sobre todo en el nivel inicial, nivel básico. Ya en el nivel medio se empieza a ver mayor presencia de la figura masculina, pero tenemos que retomar, revalorar, dignificar esa labor, de las educadoras de nuestro país, que son las que tienen el timón, las que tienen en sus manos el futuro, el progreso, el desarrollo…

OJM: Vamos a ver en este reportaje que hemos preparado para todos ustedes el estado actual de las políticas a favor de la mujer en nuestro país.

VOZ EN OFF: Desde la aprobación del voto femenino en la República Dominicana en el año 1942, el país ha producido múltiples normativas con el objetivo de garantizar el ejercicio pleno de sus derechos a las mujeres. No obstante representantes de grupos de mujeres y feministas entienden que todavía las mujeres dominicanas no cuentan con las mismas posibilidades que los hombres para el ejercicio de sus derechos. Por lo que nos preguntamos, ¿cuáles son los retos que tendrían que vencer los grupos feministas y de mujeres para impulsar nuevas políticas que permitan mayores avances en materia de derechos para las dominicanas?

Las sociedad dominicana ha derribado algunas barreras para la inclusión de las mujeres en los ámbitos social y económico. Es conocido que en la actualidad hay más mujeres en las aulas universitarias que hombres. A pesar de esto, las mujeres ganan en promedio un 74% del ingreso que perciben los hombres con igual nivel académico. Nos queda la interrogante, ¿qué estaría impidiendo que mujeres y hombres con igual preparación e iguales funciones ganen lo mismo?

Desde el año 1997 la República Dominicana cuenta con una normativa que establece una cuota mínima para las candidaturas femeninas a puestos de elección popular. La Ley 12-2000 llevó la cuota de 25% a 33% para la Cámara de Diputados. Mientras que la Ley 34-35, de Organización Municipal, dispone que todos los partidos políticos deben incluir en la boleta electoral municipal una mujer, ya sea para el puesto de alcaldesa o vice alcaldesa.

El año 2011 cerró con la alarmante cifra de 230 feminicidios, 19 más que en el año 2010, y para el mes de febrero del presente año ya se habían efectuado 20 feminicidios. Esto, a pesar de la Ley 29-97 contra la Violencia Intrafamiliar, así como la creación de las Unidades de Atención contra la Violencia Intrafamiliar y de Género. Entonces, ¿cuáles son los factores sociales e institucionales que estarían incidiendo en el incremento de los feminicidios en República Dominicana? Estudios dan como resultado que la planificación pública es el punto de partida para los diversos servicios y políticas públicas que los ciudadanos y ciudadanas esperan de su gobierno. Sin embargo, ésta generalmente omite las necesidades y prioridades específicas de las mujeres. La igualdad de género debe ser un objetivo claramente establecido en todos los planes y está respaldada por medidas específicas de implementación y los fondos suficientes.

OJM: Hemos visto algunos datos sobre el estado actual de las políticas a favor de la mujer, ¿cómo la mujer dominicana ha podido superar barreras para ser educadoras, profesoras en universidades, tener un mayor dimensionamiento de la figura de la mujer? Cuéntanos Margarita, un poco tu experiencia.

MH: Definitivamente la mujer dominicana es de guerra. Yo creo que hemos ido venciendo obstáculos sobre todo culturales; hemos ido creándonos, estamos ya formando parte de espacios de los que antes no formábamos parte. Ya tenemos voz y voto, aunque todavía necesitamos mucha más seguridad, apoyo, más presencia en los espacios de toma de decisiones, en los espacios políticos, incluso en los espacios laborales todavía hay mucho por lograr. Pero yo creo que sí, incluso vemos en las universidades como hay una cantidad mayor de estudiantes mujeres, destacándose académicamente en comparación con los hombres. Pero todavía tenemos que luchar con algunas barreras, sobre todo culturales, sociales. Yo digo que la liberación femenina también tiene sus pro y sus contra. Tenemos que asumir mucho más roles, aunque el hombre se ha integrado a todo lo que es la formación de los hijos y a colaborar, todavía muchas mujeres están solas en ese proceso de educar en la familia, de educar en el hogar, por eso mencioné el rol de las abuelas y como otros miembros de la familia apoyan.

Pero la mujer tiene que enfrentarse a grandes retos, sobre todo porque tiene que salir del hogar para trabajar y llevar ese aporte a la casa. Y descuida entonces ese papel tan importante que es el de cuidar a los hijos, criar a los hijos, educar Nadie da lo que no tiene entonces verdaderamente si no formamos, si es una mujer que no tiene información, que no está educada, pues no va a poder transmitir. Es un círculo vicioso, y las familias lo sabemos que juega un rol fundamental. Yo creo que todavía enfrentamos dificultades en nuestra sociedad. Necesitamos asegurar que la mujer pueda seguir insertándose de una manera equitativa en los espacios de trabajo, en los espacios de toma de decisiones, que tenga una seguridad garantizada.

OJM: Margarita, mencionaste una palabra al comienzo, la dignidad, la dignidad humana pero sobre todo en el caso de las educadoras. Uno recuerda, probablemente te pase igual que a mi, que en mi vida de estudiante tuve profesoras que independientemente de que tenga años que no las vea pero marcan lo que es el ejercicio de una educación que probablemente hoy ya no existe pero que sin embargo, como tú bien señalas, es importante rescatar. Desde el punto de vista de la dignidad, en el caso de la educación pública, que es donde probablemente tengamos que hacer mayor mejoría ¿cómo tú visualizas la retribución que se le paga a las educadoras o educadores en nuestro país? A la mujer porque en el caso particular estamos hablando hoy de la participación de la mujer en tu área, en el área de la educación.

MH: En el caso de la mujer que labora en el campo educativo, que como dije es la mayoría, pues los educadores que están en las aulas de nuestro país en su mayoría son mujeres, que la mayoría trabaja en dos tandas, lo cual es una carga de trabajo fuerte, y no tienen tanto tiempo disponible para los quehaceres del hogar, para estar con sus hijos, y esa parte de dignificar la labor del docente, la vocación del docente, el profesionalizar a esa docente, que verdaderamente sea una profesión y que se vea como tal, es un reto, un desafío que tenemos como país. Verdaderamente hay que revalorar lo que es ser docente, ser educadora, estar en el campo educativo, aportar, enseñar. Porque es la profesión más importante, una de las más importantes, entonces verdaderamente es un desafío, yo diría que debe estar en la agenda.

A través de los años se ha considerado la profesión docente como una actividad incluso que no tiene una remuneración. Incluso muchos jóvenes dicen, -nosotros lo sabemos porque hemos trabajado en la formación de docentes-, “Yo, ¿estudiar educación? ¿Ser educadora”, o bien “el que no da para otra cosa que estudie educación”. Es decir que tenemos una idea errada y muchas veces denigramos un poquito lo que es esa carrera, esa profesión. Tenemos que retomar eso y como país, decirle a los jóvenes que en el sector privado, -por que el sector público se maneja de manera diferente-, los docentes están ganando unos sueldos cada vez mejores, pero a veces tenemos un concepción errada. Se ha ido haciendo un trabajo para reconocer con una retribución adecuada al docente. Y de hecho nosotros que vemos esa parte pública y privada, muchas veces un sueldo del sector público en educación es hasta mejor que el de otras profesiones, el de egresados de otras carreras. Y hay más de 25 instituciones de educación superior formando a esas docentes, en su mayoría mujeres. O sea que esa es una profesión verdaderamente de mujeres, podemos a decir.

OJM: ¿Cómo tú te sientes cuando ves ese dato de que la mayoría son mujeres las que educan a los niños y niñas, al futuro del país, y lo contrastas con la violencia de género, con el hecho de que aún el Estado dominicano no logra entender que es necesario la igualdad de género? ¿Cómo te sientes cuando contrastas ese dato con los feminicidios? Fíjate que paradoja, son mujeres las que educan nuestro país pero todavía nos hace falta mayor educación en las familias, en las formas de conducta de la sociedad. ¿Qué opinión tienes sobre esto?

MH: Y empezar con la propia mujer, que la mujer verdaderamente se revalorice e identifique sus fortalezas y pueda estar bien informada, pueda contar con un respaldo, incluso se han hecho estudios en el país y recuerdo que Magaly Pineda, que ha trabajado mucho el tema de género, presentó en UNIBE un estudio de cómo en las escuelas, la propia mujer, que es la educadora en la mayoría de los casos, replica esa desigualdad. Tenemos que empezar por trabajar la autoestima, la identidad, la revalorización, porque si no repite en el aula y le da más oportunidades a los varones de participar, da mejor nota, tiende a que los varones tengan privilegios. Hay una serie de cosas y de actitudes que pasan en el aula, y que muchas veces es la misma mujer que está replicando el machismo. ¿Cuántas novias tú tienes? Le dicen al varón, pero a la hembra no.
Así, culturalmente, vamos transmitiendo sin darnos cuenta, y esto es dañino y a su vez negativo para la propia mujer y para esas niñas que van creciendo y van viendo un patrón que no es de igualdad, de oportunidades, de equidad y de verdaderamente valorar a cada uno por sus características, respetando. Yo pienso que definitivamente la educadora en nuestro país, esas educadoras que están cada una sudando en esas aulas, con calor, con esfuerzo, muchas veces con un gran sacrificio, esa es la que tiene que empezar. Tenemos que hacer una campaña sobre género…

OJM: Crear mayor conciencia…

MH: …crear conciencia sobre género, que va muy ligado al tema educativo, y como digo, hay personas que han hecho un trabajo increíble promoviendo ese tipo de actitudes.

OJM: Gracias Margarita por haber descrito la situación de las educadoras y educadores de nuestro país, y ojalá tenerte en otra oportunidad para volver a hacer un diagnóstico sobre este tema de interés.

ENTREVISTA A MERCEDES CANALDA DE BERAS GOICO

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Mercedes Canalda de Beras Goico (MC)

OJM: Mercedes Canalda de Beras Goico es vicepresidente ejecutiva del Banco de Ahorro y Crédito, ADOPEN, o mejor conocido como el Banco de la Mujer. Con ella vamos a ver la situación actual de la equidad de género en nuestro país, con respecto al acceso a crédito. ¿Cuál es la situación actual del acceso a crédito por parte de la mujer en nuestro país?

MC: El segmento donde nosotros trabajamos es el más pobre de la población dominicana. La mujer tiene una alta participación en la economía que se llama informal, la economía de las microfinanzas o de los microcréditos. El 52% del total de las microempresas de nuestro país son propiedad de mujeres, son operadas por mujeres, y 6 de cada 10 mujeres que operan esas microempresas son jefas de hogar, o sea, toman decisiones, aportan su principal ingreso.

La mujer a nivel de América latina y del mundo tiene una gran responsabilidad, una mayor responsabilidad en término de la educación de los hijos, de la salud, de la alimentación, inclusive hasta de la vivienda. Entonces el acceso al crédito en estos momentos, desde la perspectiva formal regulada, tiene una menor participación de la mujer, y sin embargo al hombre le es muchísimo más fácil tener esa facilidad de accesar a diferentes productos, ya sea a un crédito de vivienda e inclusive hasta a un crédito agrícola. En la parte rural todavía es más difícil.

OJM: Es decir, que en el estado actual, como consecuencia de las normativas bancarias financieras, ¿a la mujer se le hace más difícil acceder al crédito que al hombre?

MC: La parte normativa ahora no le da privilegio ni al hombre ni a la mujer. Lo que nosotros tenemos que tratar tal vez en nuestro país es de diseñar políticas publicas que vayan acompañadas de motivar, incentivar y facilitar el acceso de las mujeres a los servicios y productos financieros. Y sobre todo a las mujeres de bajos ingresos, a las mujeres que tienen menos oportunidades, mayores necesidades. Ciertamente, la normativa actual si no te motiva, si no te da ciertas facilidades, tampoco implica una inequidad en cuanto a género, esto es, la normativa. Inclusive las normativas mundiales de Basilea, Basilea 2, Basilea 3 que todavía no se han terminado de implementar motivan mucho a la facilidad de acceso al crédito, pero a un crédito más consciente, a un crédito donde las personas tengan responsabilidad en sus pagos puntuales de los créditos.

Tiene otros componentes, tiene un componente de riesgo operacional, para nosotros los que operamos en un sector regulado. En la parte de la mujer, probablemente lo más importante sea que hemos ido evolucionando, de hecho en la década de los 50 aquí existía una normativa que para la parte del crédito hipotecario, cuando había un registro de hipoteca, tú como mujer no podías accesar a un crédito hipotecario a menos que firmara tu marido, tu pareja. Se ha evolucionado en ese sentido, pero de hecho necesitamos mayores oportunidades y facilidades para que la mujer pueda tener acceso al financiamiento. En el caso nuestro, el 80% de la población que nosotros atendemos es mujeres, el 5% de la población mujer económicamente activa del país tiene servicios del Banco ADOPEN, y lo interesante de esto es que nosotros desembolsamos de 300 a 500 créditos al día. O sea, que de esa cantidad, el 80% son dirigidos a mujeres, jefas de hogar y en extrema pobreza.

OJM: En el caso de la diversificación de las clientas de ustedes, ¿hay de todo? ¿de la zona rural y la urbana, o básicamente concentrado en la zona urbana?

MC: Esa es una pregunta interesante, porque a nivel de la banca formal, de la banca de servicios múltiples, hay mucha concentración en las zonas urbanas, principalmente el 70% de los créditos están concentrados en la ciudad capital, en la zona metropolitana. Sin embargo, el 30% está distribuido entre las provincias. Ahí también es necesario diseñar políticas de incentivos, hasta fiscales, monetarios, para incentivar el uso de crédito a nivel de las zonas rurales. En el caso de ADOPEN nosotros tenemos un 40% de nuestros créditos colocados en zonas rurales y suburbanas, en los cinturones de pobreza de las grandes ciudades, porque con la migración de los pueblos a las ciudades viene también un deterioro de la calidad de vida. Hay una vivienda en peores condiciones y fácilmente tienen que desarrollar sus microempresas en sus propias casas, especialmente la mujer. Fíjate, que interesante, en la microempresa el 45% de los hombres que tienen una microempresa operan desde su hogar, sin embargo, el 77% de las mujeres operan desde su hogar.

A la mujer le es mucho más fácil crear su propia microempresa, poder atender los hijos, las necesidades del hogar, la presencia de una mujer en el hogar y poder tener también su propio negocio.

OJM: Los tipos de créditos que ustedes otorgan, me refiero ahora en cuanto al tipo de negocio, son microempresas. ¿Pudieras hacer un pequeño análisis en términos de la mujer, de cuáles son las principales actividades que ustedes han estado apoyando?

MC: En cuanto a la mujeres y a nivel nacional, dentro de los que es servicio, comercio y producción, este sector de las microempresas la mayor participación es de comercio. El 75% de las actividades operan en el comercio, porque necesita menos capital, necesita menos “expertise”, necesita inclusive menos ecuación. Y cuando tú atiendes a una población realmente pobre, el 50% de los dominicanos está en una condición de pobreza, entonces ya cuando tú llegues a ese nivel también tienes que enfocarte en actividades productivas, en manejo de efectivo diario y que requieran poco capital.

Hay un 14% que va de servicios y hay un 16% que es producción y también parte industrial. Pero en el componente de la microempresa es menor. Las mujeres se financian mucho a nivel…por ejemplo, el negocio tradicional de este segmento son los salones de belleza. Eso es interesantísimo, inclusive ahora se va a publicar un libro, este mes de marzo, un estudio sobre salones de belleza que lo está haciendo FONDOMICRO. Muy interesante, por ejemplo, con dos clases que nosotros le demos a una mujer de uña acrílicas, ya pueden empezar a producir dinero. Con un pequeño financiamiento de 2 mil pesos, ya esa persona tiene una pulidora y tiene todos los equipos que requiere para ser una manicurista.

OJM: Si tuvieras la oportunidad de hablar con un político o una política, un candidato presidencial o una candidata presidencial, un legislador, una legisladora, ¿qué tú le dirías para que se mejoraran las políticas públicas y la mujer pudiese tener mayor acceso al crédito?

MC: Tenemos que conocer más la realidad dominicana y diseñar políticas adecuadas a esas necesidades. De hecho, nosotros acabamos de diseñar un programa que ya tuvo un primer año piloto, tiene un segundo año ejecutándose y ese programa es para mujeres abusadas. Ese programa es de acceso…, el principal vínculo entre el agresor y la víctima es el económico. Entonces si le das las facilidades de crearle un negocio, de educarla para que administre ese negocio y una facilidad crediticia para que tenga el capital para instalar ese negocio, le das la oportunidad de distanciarse del agresor y evitar la violencia contra la mujer. O la violencia intrafamiliar que es lo peor. Nosotros somos muy pro en el Banco ADOPEN de la equidad de género, la participación del hombre y de la mujer, esto es una familia y tenemos que verlo desde esa perspectiva.

Entonces yo pienso que a los legisladores hay que pedirle mayor educación, mayor formación de la mujer, mayor oportunidad, mayor conciencia de la realidad dominicana en términos de la sensibilidad de género, de la equidad social y la equidad también de lo que es la participación de la mujer en la economía. Da mucho trabajo llegar a la mujer y tener un posicionamiento hasta político, económico, social. Vale la pena tener un diseño de políticas clara que presenten un futuro.

OJM: Qué proyectos está desarrollando el Banco ADOPEN de cara a estos temas que hemos hablado de las políticas públicas de la mujer.

MC: Nosotros tenemos muchos proyectos interesante, orientados especialmente a la mujer. Principalmente porque tiene menos oportunidades, porque es nuestro público meta y porque dinamiza mucho la economía y tiene un alto impacto. Inclusive muchos países de América Latina y del mundo dicen que la pobreza tiene cara de mujer, porque tiene mayores responsabilidades que enfrentar. En este proceso nosotros hemos desarrollado una alianza con la fundación de Bill y Melinda Gate y el Banco Mundial de la Mujer y tenemos una campaña de comunicación social, con una telenovela financiera donde le enseñamos con la vida cotidiana cómo enviar una remesa, cómo hacer una remesa productiva, tener un microseguro, manejar un presupuesto familiar.

De esa telenovela hemos sacado unas cápsulas educativas, y hay todo un programa de educación financiera muy sencilla porque algo que se está viendo en los mercados mundiales es el sobre endeudamiento, donde no solamente la mujer sino también el hombre tiene diferentes instrumentos, usted tiene una tarjeta de crédito, una tarjeta de débito, puede tener una tarjeta de una transferencia condicionada como la tienen actualmente. Hay un proceso de tener más compromisos, más pasivos, que los mismos ingresos que puedan recibir. Entonces estamos en ese proceso de educar al pueblo dominicano para crear la cultura del ahorro, para crear la conciencia de los pagos puntuales y de hecho la calidad de la cartera…

OJM: … la mujer como siempre es muy responsable, asumo que es mucho mejor pagadora que los hombres.

MC: Definitivamente, la mora del hombre supera en el doble a la mora de la población mujer que nosotros atendemos. La calidad de la cartera de ADOPEN es muy sana y yo pienso que justamente es sana por el público meta que tenemos, es un público que tiene menos oportunidades, que necesita realmente un financiamiento, que se le hace una evaluación para financiarlo en el monto que requiere para su capital productivo, y anda por el 2%, 3%, o sea que es la mitad de lo que pudiera manejarse a nivel del sistema financiero nacional.

OJM: Me alegra mucho que en el programa de hoy hayas tenido la oportunidad de expresarle a los amigos televidentes todos los proyectos que está desarrollando el Banco ADOPEN. Quiero agradecerte esta oportunidad y expresarte nuestra admiración por el trabajo que vienen ustedes realizando.

ENTREVISTA A JEANNETTE CAMILO

LECTURA:
Orlando Jorge Mera (OJM)
Janet Camilo (JC)

OJM: Janet Camilo es abogada y política, presidente de la Federación Dominicana de Mujeres Socialdemócratas, quien tiene todo el bagaje y la experiencia para decirnos cuál es el estado actual de las políticas públicas a favor de la mujer.

JC: Nosotros tenemos en el país lo que es el Plan Estratégico que desde el año 1998 ha venido rigiendo la política pública desde la Secretaría de Estado de la Mujer. Su última revisión fue en el 2010 y en ese Plan Estratégico están todos los ejes que de una forma u otra debe de convertir en políticas públicas el gobierno, apoyando a las mujeres en todo lo que es el ámbito de desarrollo y de garantía de sus derechos. Al día de hoy, recibimos un 8 de marzo, un día que recordamos la lucha para tener derechos laborales y derechos sobre todo en el tema de sufragio, para elegir y ser elegidas las mujeres, 101 años después de que se consagró esa lucha y esa fecha, la mujer dominicana se encuentra ahora mismo en un momento que debemos de revisar cuáles son las políticas públicas que los gobiernos, y sobre todo el gobierno que está en turno ha aplicado para garantizar una mayor equidad efectiva en oportunidades para mujeres.

En el plano laboral, tenemos que comenzar en lo educativo, hoy las mujeres si bien es cierto abarrotamos mayormente las universidades y las escuelas, somos la mayor matrícula universitaria que hay, estamos hablando de un 60,2% en muchas aulas universitarias, a la hora del ejercicio profesional la mayoría de las mujeres termina colgando los títulos en las paredes de sus casas y parte de ello es la debilidad de políticas que puedan permitir la inserción en el mercado laboral.

OJM: Yo te escucho y reflexiono, tú has mencionado estancias infantiles, el régimen laboral y en verdad es que en la Constitución, en las leyes todo eso está plasmado y existe un Ministerio de la Mujer ,que comenzó siendo una Dirección General y luego se ha convertido en una Secretaría de Estado para devenir en un Ministerio. ¿Este Ministerio está jugando el rol que le corresponde, ha recibido el apoyo presupuestario necesario para desarrollar este conjunto de políticas que mencionas?

JC: La Secretaría de Estado de la Mujer desde que se formó como Dirección, y hay que reconocerlo, hasta el día de hoy que es un Ministerio ha jugado su rol. Pero lo ha jugado en la manera en que el presidente la República tenga la voluntad política de apoyarlo con el tema de recursos económicos. ¿Qué vemos hoy? Una Secretaría de Estado, un Ministerio que por ejemplo el presupuesto del año 2011, y está en Internet, es pública esta información, recibió 382 millones de pesos aproximadamente, mientras que el Despacho de la Primera Dama tiene un presupuesto para el 2011 de 800 millones de pesos. El Ministerio de la Mujer tiene oficinas municipales, en los 155 municipios del país hay una estructura; tiene oficinas provinciales en las 32 provincias del país y tiene la oficina central. Tiene una estructura para que cuando reciba el dinero suficiente para desarrollar los programas esa estructura pueda darle seguimiento.

Sin embargo, el Despacho de la Primera Dama, que es solamente una estructura en la capital que cuenta con una oficina, maneja mayores recursos sin estructura para darle seguimiento a cualquier política pública. Y cuando vas al presupuesto del Despacho de la Primera Dama te vas a dar cuenta que de esos 800 millones de pesos, aproximadamente, la mayoría fueron gastados en personal y en gastos de oficinas y de alquileres. Hoy estamos viendo que recibimos un 8 de marzo que definitivamente, si vemos el presupuesto que este gobierno le ha dado al Ministerio de la Mujer, con un gobierno que no tiene voluntad política de que la mujer con acciones afirmativas, con acciones positivas, se reinserte en el mundo de la equidad, de la igualdad de forma positiva.

OJM: ¿Hay oportunidades de cambio de la situación actual?
JC: Siempre hay oportunidades de cambio. Yo digo que las oportunidades de cambio para el tema de la educación, para el tema de la igualdad, que es un tema también de socializar nuevos roles, es un tema de voluntad política. Seguirán aumentando los feminicidios en el país, si es el gobierno no toma decisión de tomar medidas que contrarresten el tema de la masculinidad violenta y nos lleve a socializar nuevas formas de roles. ¿Con qué? Con educación. Se necesita invertir en educación, el 4% no es un cliché, se necesita. Porque es formando niños y niñas que puedan socializar un nuevo modelo de relación entre hombres y mujeres, que tendremos definitivamente igualdad de oportunidades. Hay oportunidades con que el gobierno haga alianzas, pero alianzas estratégicas definitivas. No vale de nada que aquí se hable de combatir la violencia cuando en el país hay dos o tres casas de acogidas y cuando en el país solamente hay 14 Unidades de Atención Integral de la Fiscalía, lo que pase en Dajabón tiene que ir quizás a Baní, pero lo que pasa en la provincia Santo Domingo hay una Unidad de Atención contra la Violencia, ¿y dónde esta? En el municipio Santo Domingo Este. La mujer agredida en Pedro Brand, en Santo Domingo Norte, en cualquier otro, en Boca Chica, tiene que trasladarse a ese municipio.

Entonces, ¿qué significa eso? Que el gobierno debe poner más que palabras, más que firmar convenios, poner recursos económicos, presupuestar partidas al Ministerio de la Mujer y a los diferentes organismos que tienen que intervenir en la atención integral para el tema de acceso a empleos, para el tema de oportunidades y para el tema de combatir la violencia, para que todos esos organismos tengan los suficientes recursos económicos para producir esos cambios. Se puede, se necesita voluntad. Michelle Bachelet dice que la igualdad no es un sueño, que la igualdad se consigue con tesón y perseverancia de mujer.

OJM: En ese contexto, hace unas dos semanas la Primera Dama anunció un gran pacto de firmas en contra de la violencia de género. Tú enmarcas ese tipo de actuación dentro del contraste de las cosas que se escriben con relación a los hechos?

JC: Yo soy feminista, porque soy mujer. Y después soy abogada y luego política. Yo nací y moriré siendo mujer, no significa eso que termine en el partido que milito o que termine ejerciendo el derecho. Yo con el tema de género, de los derechos humanos de las mujeres soy muy cuidadosa y no me gusta politizarlo de forma demagógica. Si vemos la historia política en el desarrollo que ha tenido la Primera Dama, ocho años de ejercicios y nunca ha sido en la agenda del Despacho de la Primera Dama el tema de la violencia contra la mujer un tema a tratar. Yo creo que ese pacto ha sido un tema demagógico en campaña, en el cual ella no cree, sino que simplemente está en la cresta el tema de los feminicidios, convirtiéndose ahora mismo en una de las primeras razones de muerte.

Quiero recordar que las mujeres dominicanas no según Janet Camilo sino que la Organización Mundial de la Salud dice que la primer causa de muerte en las dominicanas es la mortalidad materna, habiendo un aproximado de 160 a 200 mujeres al año. Sin embargo, ya los feminicidios han desplazado, vemos que el año pasado cerramos casi con 240 mujeres. Entonces es demagógico que en un tiempo electoral, cuando ha tenido casi ocho años para desde el despacho impulsar apoyo a las instituciones que combaten la violencia de género y ella misma tener programas específicos, venga terminando su gestión y porque es candidata a la vicepresidencia a invitar a firmar un pacto.

¿Quiénes firmaron ese pacto? Las instituciones gubernamentales y vemos que dos semanas después en Santiago un grupo de mujeres en los Ciruelitos, mujeres del PRD hicieron una marcha pacífica cuyas únicas armas en sus manos eran calderos vacío protestando contra el alto costo de la vida y la delincuencia, ¿y qué recibimos? La Policía Nacional, que firmó ese pacto de no agresión contra las mujeres pues agrede a las mujeres, les tira bombas lacrimógenas, viola la Ley 24-97, pero también viola la Ley de Niños, Niñas y Adolescentes, porque conduce en una camioneta a una niña de cinco años y la retiene por más de cinco horas. Para mi, eso es demagogia. Yo creo que temas tan serios, que afectan a la familia dominicana deben ser abordados en su justa dimensión. Es un problema grave, estamos hablando del 51% de la población dominicana, viven en extrema pobreza las mujeres, seguimos siendo las peores asalariadas de los empleados, seguimos siendo las que tenemos menos oportunidades en los empleos y seguimos siendo ahora mismo las más golpeadas por alto costo de la vida, por la inseguridad y para colmo, por la violencia contra las mujeres.

OJM: De cara a las elecciones del 20 de mayo, el Partido Revolucionario Dominicano lleva como candidato presidencial a Don Hipólito Mejía. Desde tu punto de vista, ¿cuáles son las perspectivas de nuevas políticas que puede tener la mujer en un gobierno del Partido Revolucionario Dominicano?

JC: Yo creo que las mujeres dominicanas tendrán mayor oportunidad que lo que estamos viviendo ahora con un gobierno de Hipólito Mejia, ¿por qué? No por Hipólito, sino, primero, porque con Hipólito hay personas, hombres y mujeres, comprometidos a seguir aportando en la lucha del PRD en República Dominicana, de 50 años que tiene como partido, de apoyar la inserción y la participación de las mujeres, no solamente en el mundo público a través de partido, sino en todo el quehacer del trabajo hacia la igualdad. El PRD ha contribuido con leyes, con decisiones a través del Poder Ejecutivo, cuando ha sido quien lo ha dominado, con medidas a favor de la igualdad de las mujeres. Con Hipólito Mejía tuvimos muchas mujeres en posiciones clave de poder.

Hipólito tuvo más ministras que este gobierno, tuvo más directoras de direcciones nacionales que este gobierno, subsecretarias, directoras, funcionarias en el servicio exterior. Él ha hablado de que en sus primeros 100 días se cuidará de que cada provincia tenga una casa de acogida, para que en las provincias las mujeres maltratadas que tengan que buscar ayuda en el Estado consigan un albergue temporero que le permita ir resolviendo su problema de violencia. Ha dicho también que permitirá fondos especiales para el microcrédito, pero no solamente a través de la banca, porque aquí no importa que la banca sea estatal o no, siempre hay que poner como garantía un bien inmueble, y las mujeres lamentablemente hacemos muchos fiados, somos las que más compramos a crédito, la nevera, la estufa, todos los electrodomésticos de la casa, la mayoría. A la hora de buscar para montar un negocito no nos dan el mismo trato en la banca. Él ha dicho que va a fortalecer como se hizo en España un microcrédito especializado para que la mujer si quiere poner un call center, y es una muchacha joven, lo pueda poner desde su casa, y el gobierno le garantiza la computadora que le ayude a tecnificar el manejo del call center, incluyendo por ejemplo, el idioma inglés. Yo tengo muchas esperanzas y esas esperanzas están cifradas en Hipólito y en el equipo de hombres y mujeres que lo acompañaremos a gobernar para un mejor país.

OJM: Janet, gracias por venir a nuestro programa, nos has brindado una situación muy clara con relación al estado actual de las políticas a favor de la mujer y lo que sería un futuro gobierno del Partido Revolucionario Dominicano.

Ha sido la presentación de Janet Camilo, quien es presidente de la Federación de Mujeres Socialdemócratas. Gracias por estar con nosotros y será, por lo tanto, hasta la próxima entrega de LÍDERES.

L I D E R E S
El programa de ORLANDO JORGE MERA.
Domingo 4 de marzo de 2012/ 9:00 AM/ Color Visión/ Canal 9.

Comentarios cerrados.