Un envio del blog

1978 y 2012

Enviado en 28 abril, 2012 Para 9:48 am Escrito por en Artículos de opinión

En el año 1978, yo tenía once años de edad, pero tengo en mi memoria distintos recorridos en los que acompañé a mi padre, Salvador Jorge Blanco, durante la campaña electoral, en la que competían Antonio Guzmán, por el PRD, y Joaquín Balaguer por el PRSC, aspirando a su tercera reelección.

Fue en ese proceso electoral en el que se puso a prueba la vocación democrática del pueblo dominicano, ante lo que constituyó el uso de los recursos del Estado para intentar doblegar la decisión soberana de la mayoría de los dominicanos. Y es que, no era para menos, el gobierno de turno, degastado por el ejercicio del poder y sumido en serios cuestionamientos sobre malversación de fondos públicos, optó por usar todas las artimañas posibles para ganar las elecciones.

La historia es ya conocida. La inteligencia del pueblo dominicano fue demostrada con la actitud firme y seria de una decisión soberana de introducir un cambio en el ejercicio del poder. Así, a pesar de la llamada “Cruzada del Amor”, de las cientos de miles de cajas con raciones alimenticias y electrodomésticos, del dinero público que el gobierno regalaba a miles de dominicanos, el cambio se impuso con la elección de Antonio Guzmán, como presidente de la República para el período 1978-1982.

Hubo momentos tensos antes, durante y después de las elecciones. Fueron oportunas las intervenciones de los presidentes Jimmy Carter y Carlos Andrés Pérez para que el presidente Balaguer reconociera su derrota y transmitiera el poder al presidente Guzmán. No obstante el famoso “Gacetazo”, que despojó varias senadurías al PRD, Peña Gómez, Guzmán, Majluta y Jorge Blanco jugaron roles estelares en defensa de la democracia.

Han pasado 34 años de las elecciones de 1978, y es evidente el paralelismo con el proceso electoral del 20 de mayo de 2012. La mayoría de los dominicanos votará por Hipólito Mejía y el PRD.

Comentarios cerrados.