Un envio del blog

La primavera del PRD

Enviado en 10 junio, 2012 Para 9:50 am Escrito por en Ponencias

Extracto del discurso de Orlando Jorge Mera, Secretario General del Partido Revolucionario Dominicano, en la sesión del Comité Ejecutivo Nacional del 10 de junio de 2012.

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) transita por momentos difíciles. La dirigencia debe estar consciente del momento político e histórico en el que nos encontramos. Contamos con un partido oficialista que utilizó los recursos del Estado, toda su fuerza y maña, para imponerse en las elecciones. Y contamos con el interés de ese partido oficial de mantener neutralizada la oposición alimentando las discrepancias. Tenemos una ciudadanía desesperada por la situación económica. Los horizontes prometen un reajuste fiscal de consecuencias tristes. Los problemas sociales se acrecientan. La delincuencia en aumento.

¿Dónde estará nuestro PRD? ¿Qué haremos? ¿Estará en PRD dirimiendo conflictos internos de facciones? ¿O, por el contrario, estará empuñando la razón para defender a los dominicanos y dominicanas?

Hemos sido testigos de cómo los pueblos del Norte de África y del Medio Oriente se han levantado en contra de las monarquías y las dictaduras en la llamada “Primavera Árabe”. El extraordinario movimiento popular que procura rescatar la libertad y la democracia.

La primavera ha tocado las puertas del PRD. Estamos en la primavera del PRD. ¡Despertemos!

El país está esperando por el PRD para enfrentar los embates y la indolencia del PLD.

El PRD es el centinela de la democracia en nuestro país. Como Secretario general, electo desde 2005, me toca defender la institucionalidad perredeísta. Ante los titulares de algunos medios de prensa que prefieren señalar la actual lucha como una pugna de facciones, no asumo un rol de facciones. Soy Secretario General del PRD, y no vamos a jugar con el futuro del partido.

Sin lugar a dudas, el PRD necesita detenerse sobre el proceso recién pasado, y otros procesos anteriores. Se debe ir más allá de los actores visibles. Me parece que hay que estudiar a fondo el proceso. El PRD no debe prestarse al autoengaño.

Hay que hacer autocrítica profunda. Se cometieron aciertos, muchos, pero también errores. El PRD debe hacer autocrítica y decir: esto estuvo bien, esto estuvo mal. Solo así podremos superar nuestros problemas. Solo así podremos ir preparados a los procesos futuros.

Necesitamos un PRD autónomo, fuerte, renovado. Sin que el PLD introduzca sus narices dentro de nuestra casa. Lo podrá hacer con otros partidos, pero no con el PRD.

Como una gran familia, en el PRD hay desacuerdos, porque somos un partido democrático. Pero, no podemos permitir que nuestros desacuerdos nos hagan ver como un partido alejado de la sociedad. No es cierto que lo seamos.

Los dominicanos y dominicanas esperan otro tipo de conducta de los perredeístas. Esperan, además, que asumamos nuestro rol de partido opositor ante el próximo gobierno. Los desafíos económicos y los grandes retos que tendremos exigen que el PRD ponga la casa en orden. Pero, para poner la casa en orden, debemos hacerlo bien, cumpliendo con nuestros estatutos.

Mi responsabilidad en este momento es lograr que el Partido Revolucionario Dominicano salga airoso de este momento histórico. No se trata de que salga ganancioso un lado u otro, sino que el PRD y con el la democracia, salgan fortalecidos.

El destino del PRD está y ha estado siempre en manos de los perredeístas. Como siempre, estoy dispuesto a jugar el papel que deba jugar para que nuestro partido encuentre su ruta hacia hacer una oposición firme y útil. Es nuestro compromiso con la República Dominicana. Es lo que se espera de nosotros.

Comentarios cerrados.