Un envio del blog

Lecciones de pelota

Enviado en 09 junio, 2012 Para 9:54 am Escrito por en Artículos de opinión

El béisbol de Grandes Ligas está lleno de lecciones que se pueden aplicar en los diferentes ámbitos de la vida. Probablemente, la principal lección vino con el “Escándalo de las Medias Negras”, cuando en la Serie Mundial de 1919, un grupo de ocho jugadores de los Medias Blancas de Chicago apostaron para perder el último juego ante los Rojos de Cincinnati.

La historia, que incluso ha sido trasladada al mundo de la cinematografía en la película “EightMenOut”, narra como la unión de jugadores con apostadores profesionales y elementos de la mafia de Chicago, lograron ese objetivo, que marcó el inicio de las reglas disciplinarias en el béisbol profesional.

Ciertamente era inconcebible que, dentro de un mismo equipo de béisbol, hubiese jugadores que estuviesen jugando para perder, en un evento tan importante como la Serie Mundial. En ese sentido, los jugadores ArnoldGandil, Eddie Cicotte, Claude Williams, Oscar Felsch, Charles Risberg, BuckWeaver, Joe Jackson y Charles Risberg fueron identificados como los que apostaron para perder.

Fue tan dramático lo ocurrido en esa Serie Mundial, que la Oficina del Comisionado del Béisbol tiene su génesis en este escándalo, pues se necesitaba un regulador del juego, que pudiese establecer las reglas de los partidos de béisbol.

El juez que conoció el caso, dictó una frase lapidaria:“Independientemente del veredicto del jurado, un jugador que arregle un juego de pelota, un jugador que acometa o se comprometa a arreglar un juego de pelota, un jugador que se sienta en confianza con un montón de apostadores y jugadores corruptos, donde los medios de arreglar un juego se discutan y no acuda con prontitud a denunciar a su club sobre este arreglo, nunca jugará béisbol profesional.”

En el béisbol, no solo se aprende de la pelota. También, de sus reglas.

Comentarios cerrados.