Un envio del blog

Embrollo salarial

Enviado en 04 agosto, 2012 Para 10:56 am Escrito por en Artículos de opinión

El pasado sábado me referí a las desigualdades, distorsiones y privilegios que existen en el régimen salarial del sector publico. Retomo el tema luego de que el Senado de la República, controlado por el PLD, aprobó la Ley de Salarios del Sector Público, y la pieza pasa ahora a la Cámara de Diputados. Hay que recordar que el presidente electo solicitó que la misma fuese aprobada antes del 16 de agosto.

Si bien hubo algunos senadores del PLD que tuvieron la sana intención de que el texto fuese el reflejo de la realidad económica en el sentido de que no es posible que funcionarios del Estado tengan salarios y compensaciones mucho más elevados que sus homólogos en otros países, y que, por lo tanto, esos salarios no representan la actual distribución de ingresos de los dominicanos, el proyecto aprobado se quedó corto en las expectativas de tener una ley que eliminara distorsiones.

La ley aprobada por el Senado es excluyente. Deja fuera de su ámbito de acción a entidades descentralizadas y autónomas como el Banco Central y el Banco de Reservas. Y pretende cubrir esto con párrafo del artículo 11: “En el caso de los organismos autónomos y descentralizados del Estado de naturaleza financiera, la escala salarial será establecida por resolución que dicte la autoridad competente, en coordinación con el Ministerio de Administración Pública.”

Y me pregunto, ¿quién es la “autoridad competente”? ¿Se refiere a la misma entidad estatal? Si es así, estamos en presencia de una legislación que mantiene los privilegios y las distorsiones que han provocado este clima de desigualdades, y lo más grave es que se está ratificando, en violación a la Constitución, el principio de que “nadie puede legislar en beneficio propio”. La Cámara de Diputados tiene la oportunidad de desenredar este embrollo.

Comentarios cerrados.