Un envio del blog

Pactos y Concertación

Enviado en 18 agosto, 2012 Para 11:37 am Escrito por en Artículos de opinión

El discurso inaugural del presidente Danilo Medina tuvo la virtud de reconocer que los problemas nacionales no pueden ser resueltos por una sola persona o por una organización, aunque ésta controle los poderes del Estado. Es un paso de avance que saludo y valoro en toda su extensión, pues revela que la más alta voluntad política del país tiene una visión incluyente, lo cual es positivo.

Me llamó la atención que limitara el llamado en tres renglones: fiscal, eléctrico y social. Es decir, que la concertación sería exclusivamente en los ámbitos económico (fiscal y electricidad) y social (lucha contra la pobreza y educación). Es razonable que ante la gravedad de las finanzas públicas, la crisis de electricidad y las desigualdades sociales, el gobierno priorice estos renglones.

Recuerdo que en la campaña, suscribió tres pactos, de los cuales dos han merecido menciones públicas: el de la educación, y el de la transparencia. Sin embargo, hubo un tercer pacto que no puede quedar en el olvido, y fue el suscrito en la PUCMM, junto al presidente de la JCE, y los candidatos presidenciales, en el que se comprometieron a apoyar la ley de partidos políticos y la ley electoral.

Por ello, la concertación debe ser también política. Es la gran oportunidad para dotar al país de los instrumentos legales que impidan el uso de los recursos del estado en campaña y la ausencia de reglas de competencia entre los candidatos oficiales y los de la oposición. Se hace necesario aprobar la ley de garantías electorales, que podría formar parte de la ley orgánica electoral.

Pacto fiscal, con mejora en la calidad del gasto. Pacto social para reducir las desigualdades, junto a la inversión del 4% en educación. Y pacto político para fortalecer la democracia.

Comentarios cerrados.