Un envio del blog

El referendo de Puerto Rico

Enviado en 08 septiembre, 2012 Para 10:04 am Escrito por en Artículos de opinión

Tenía pendiente por comentar el referendo celebrado el pasado 19 de agosto en Puerto Rico, uno de nuestros vecinos. Dos temas se colocaron en la boleta para decisión de los puertorriqueños: a) Limitar el derecho a la libertad bajo fianza; y b) Reducir el número de legisladores. Dos temas distintos, pero, en el fondo, unidos.

Con relación a la limitación del derecho a la libertad bajo fianza, hay que apuntar que, en Puerto Rico, es un derecho para todos los casos, la libertad bajo fianza. Los proponentes de la enmienda vinculaban el hecho de que el aumento de la criminalidad estaba vinculada al hecho de que muchos acusados de crímenes eran puestos en libertad bajo fianza, lo que provocaba la reincidencia. Sin embargo, este argumento no fue comprado por los votantes, quienes mayoritariamente respaldaron el “NO”, por el hecho de que limitar la libertad bajo fianza sería entrar en el terreno de los abusos que, en ocasiones, cometen las autoridades policiales y judiciales en la instrumentación de expedientes, pudiendo ser el caso de que personas inocentes fuesen víctimas de estos abusos, permaneciendo injustamente en prisión.

Respecto a la reducción del número de legisladores, sorprende que los puertorriqueños hayan votado, en mayoría, por el “NO”, ante la conocida impopularidad del Congreso puertorriqueño. La base del rechazo a la enmienda fue un razonamiento muy novedoso: Reducir la cantidad de legisladores sería permitir que unos pocos partidos tuviesen mayor control del legislativo.

Los que impulsaban el “SI” eran el oficialista Partido Nuevo Progresista y una parte del liderazgo del Partido Popular Democrático. La mayoría se les impuso, en gran medida al trabajo de las redes sociales. David le ganó a Goliat. Ganó Puerto Rico.

Comentarios cerrados.