Un envio del blog

El imperio de la ley

Enviado en 10 noviembre, 2012 Para 9:14 am Escrito por en Artículos de opinión

Hace 45 años, en 1967, la Comisión Internacional de Juristas publicó el libro “Imperio del Derecho y Derechos Humanos – Principios y Definiciones”, en el que recopila un conjunto de textos elaborados y aprobados en congresos y conferencias auspiciados por esta importante Comisión entre 1955-1967.

Para esos años, en los que el mundo vivía múltiples dictaduras y se debatía en la guerra fría, los trabajos de la Comisión constituían el marco básico para incorporar los principios de la democracia y de los derechos humanos en los distintos textos constitucionales de aquel entonces.

El primer capítulo se dedica a “Principios del imperio derecho”, enumerando “los requisitos esenciales para la existencia de una sociedad en armonía con el imperio del derecho”, y señalando las “condiciones mínimas que han de cumplirse en un sistema jurídico que acuerde el respeto debido a las libertades fundamentales y a la dignidad del hombre”. Cito:

1.- Respeto a la dignidad humana.

2.- La seguridad personal debe estar debidamente garantizada.

3.- Ninguna de las libertades fundamentales podrá en caso alguno ser interpretada en el sentido de que el Estado pueda restringir o suprimir dicha libertad.

4.- El derecho a la libertad de expresión.

5.- La inviolabilidad de la vida privada de cada persona.

6.- El derecho a la libertad de cultos.

7.- Se ha de garantizar a toda persona, sin discriminación alguna, el derecho a la educación.

8.- El derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica.

9.- La voluntad popular constituye la base de la autoridad de los poderes públicos y ha de encontrar su expresión en elecciones libres.

10.- La independencia del Poder Judicial y la garantía de su total imparcialidad.

Oportuno es que el gobierno se haga el autoexamen sobre la vigencia de estos principios, y estoy convencido de que, a pesar de tener la Constitución de 2010, hemos retrocedido, quedando un largo camino por recorrer para que podamos vivir bajo el imperio de la ley.

Comentarios cerrados.