Un envio del blog

¿Voluntad política?

Enviado en 08 diciembre, 2012 Para 9:15 am Escrito por en Artículos de opinión

Mañana se celebra el Día Internacional de la Lucha contra la Corrupción, que coincide con la publicación del último Índice de Corrupción de Transparencia Internacional. En este reporte, nueva vez, la República Dominicana sale muy mal parada, al ocupar el puesto 118 de 176, con una puntuación de 32, calificada como un país en el que existe “corrupción rampante”.

El diagnóstico de República Dominicana en esta materia es conocido por la mayoría de los dominicanos, pero, sin dudas, que cuando una organización como Transparencia Internacional coloca el dedo sobre la llaga, contribuye a crear más conciencia sobre esta realidad. Igualmente lo mismo ocurre, cuando el Embajador de Estados Unidos emite declaraciones señalando la necesidad de combatir la corrupción y la impunidad en el país.

La corrupción de ayer, hoy y mañana es reprochable. La acumulación de riqueza de quienes han pasado por el poder, sin haber generado ninguna fuente legítima de trabajo, es una afrenta a las mujeres y a los hombres que, por decenas de años, se han ganado su pan gracias al sudor de su frente. Es, precisamente lo que pasa en la actualidad, en el que el partido de gobierno ha establecido una estrategia montada en déficits fiscales desde 2008, usando los recursos del Estado en procesos electorales, y ha establecido un sistema corporativo en el Estado, controlando todos los poderes, e incluso, competiendo con empresas del sector privado en algunos casos muy específicos.

Los tentáculos del poder llegan a todas las ramas del Estado: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Contraloría. Entonces, cabe preguntarse ¿Existe voluntad política en el poder para perseguir la corrupción pasada y presente? Es obvio que no me refiero a la venganza política, a la justicia selectiva, pues esa es la peor de la injusticias. Me refiero a la investigación seria, creíble e imparcial sobre las denuncias de actos de corrupción pública.

Hasta el día de hoy, desde el gobierno se habla de “borrón y cuenta nueva”. Muy mala y equivocada señal. Si queremos construir el futuro, tenemos que revisar el pasado. Falta voluntad política.

Comentarios cerrados.