Un envio del blog

PRD: responsabilidad histórica

Enviado en 25 mayo, 2013 Para 8:50 am Escrito por en Artículos de opinión

Es un grito unánime en la base de la sociedad que reclama la solución a la crisis que vive el Partido Revolucionario Dominicano. Ese reclamo es generado básicamente por el reconocimiento que tienen los sectores sensatos del país sobre la responsabilidad que pesa sobre el PRD y sus dirigentes, ante la concentración de poder que exhibe el PLD.

Hace unos días se cumplió un año de las elecciones del 20 de mayo. Fue un proceso en el que la mayoría del PRD cifró sus esperanzas en la victoria. Fue una batalla campal en contra del uso de los recursos del Estado por el PLD, lo cual quedó demostrado con el déficit fiscal de más de RD$205 mil millones de pesos que registró el cierre del año pasado, sin que hasta el momento se haya establecido responsabilidades.

La historia ha demostrado que el PRD ha logrado superar las duras pruebas que le ha tocado vivir en sus luchas intestinas. Se ha impuesto la madurez por encima de los intereses personales y grupales. Esa misma madurez es exigida por la mayoría de la sociedad dominicana para que podamos salir de la actual crisis, y poder ejercer el contrapeso ante la concentración del poder del PLD.

Se han iniciado los pasos necesarios para lograrlo, pero esos pasos deben acompañarse del cumplimiento de las disposiciones estatutarias, que claramente establecen que la dirección se elige por cuatro años, y que la actual dirección vence el 19 de julio de 2013. Si la Convención no se celebra antes de esa fecha, los Estatutos disponen que la misma debe celebrarse dentro de los próximos seis meses, a cuyo vencimiento cesa la dirección partidaria. En mi experiencia, esto nunca ha ocurrido.

Convocar el Comité Ejecutivo Nacional con una agenda convenida por todo el liderazgo partidario, para definir la fecha de la Convención que renueve la dirección, es el paso prudente y legítimo. Devolver la soberanía a la militancia, a quien le corresponde, es lo correcto. Cumplamos todos con nuestra responsabilidad histórica. Los mejores días del PRD están por venir.

Comentarios cerrados.