Un envio del blog

PRD: diálogo y democracia

Enviado en 29 junio, 2013 Para 9:40 am Escrito por en Artículos de opinión

La crisis que vive el PRD desde las elecciones de mayo de 2012 no nació en ese proceso. Se generó en los procesos anteriores de 2008 y 2010, cuando desafortunadamente el PLD comenzó su estrategia de intervenir en los asuntos internos del PRD, lo cual se intensificó y llegó a niveles, nunca antes vistos, en el pasado proceso electoral.

Hasta entonces, las diferencias generadas por la lucha de tendencias y de grupos en el PRD, como sucedió en la década de los ochenta y de los noventa, fueron superadas precisamente por el hecho de que los actores de esos eventos no estaban motivados por fuerzas políticas extrañas, sino por convicciones ideológicas y partidarias. Era otra época, muy diferente a la de hoy.

Lo que ha pasado en el PRD es que dirigentes prefirieron apostar a que candidatos del Partido pierdan a cambio de que gane el adversario. Distinto a lo ocurrido en otros países en donde se han vivido momentos similares, la reconciliación ha estado precedida del reconocimiento de la verdad, y en ocasiones hasta del perdón, para el restablecimiento de la confianza, vital en estos procesos.

No se puede mirar hacia el pasado, pero es clave conocer el pasado, para rectificar en el presente y ganar el futuro. Hay dirigentes, entre los cuales me incluyo, que siempre hemos apoyado al PRD, en todos los procesos, y a veces, teniendo que pagar altos sacrificios. Queda la conciencia tranquila de que hemos cumplido con nuestro deber de militante.

Extirpar al PLD del interior del PRD es vital para el futuro del partido, y construir un PRD fuerte y unido, que se convierta en opción de poder para 2016. Para hacerlo, hay que deponer actitudes. Reconocer que la soberanía del partido reside en la militancia, quienes se expresan a través de los organismos. Para ello, hay que dialogar y pactar la agenda y la ruta que nos conduzca a la Convención que elija la nueva dirección, y en una segunda fase, la elección del candidato presidencial y los candidatos congresuales y municipales para las elecciones de 2016.

Diálogo y democracia son realidad en la historia del PRD. Por la memoria de Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón A. Castillo, héroes del 5 de julio de 1961, salgamos de la crisis, con diálogo y democracia. Sin duda, los mejores días del PRD están por venir.

Comentarios cerrados.