Un envio del blog

La Sun Land, otra vez

Enviado en 24 agosto, 2013 Para 11:34 am Escrito por en Artículos de opinión

La noticia circuló hace unos días, pero es posible que haya pasado desapercibida. Un juez federal de la Florida condenó al Estado Dominicano a pagar a la Sun Land Corporation US$50 millones de dólares por alegado incumplimiento contractual del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI). Según la noticia, el Estado estuvo muy mal defendido.

Este caso es diferente al símbolo del escándalo que significó el préstamo de US$130 millones de dólares que, en 2006, se obtuvo, de esa empresa, sin la aprobación del Congreso Nacional, y motivó que, en representación del PRD, interpusiéramos un recurso de inconstitucionalidad, el cual fue declarado inadmisible por la Suprema Corte de Justicia, con el voto disidente de tres jueces.

¿Qué pasó con esos US$130 millones? Leonel Fernández le otorgó poder al entonces director de la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado, Félix Bautista, para que suscribiera el contrato de préstamo y suscribiera unos veinte pagarés, los cuales fueron comercializados en el extranjero. Llegaron tan lejos como al Royal Bank of Scotland. Cuando los acreedores comenzaron a ejecutar estos pagarés, y no recibir el pago, el gobierno obtuvo la mano amiga del sector privado que asumió esos pagos, con la garantía del Estado, a través del Banco de Reservas. Al día de hoy, el gobierno no ha informado, con transparencia, el final de esa negociación, aunque hay documentación sobre la misma.

Las obras que fueron consignadas para ser realizadas por la Sun Land, sobre la base de ese préstamo, nunca fueron concluidas. Fueron abandonadas. Lo que sí sabe es que esos recursos fueron utilizados en la campaña interna del PLD en 2007. De ahí la célebre frase del entonces precandidato, Danilo Medina, de que “me venció el Estado”. El resto fue utilizado en la campaña electoral de 2008.

A esos US$130 millones se le agregan ahora los US$50 millones. Son casos diferentes. Pero, en el fondo, es lo mismo. Funcionarios y exfuncionarios comprometidos con la corrupción. ¡Qué costosa le ha salido la Sun Land al pueblo dominicano! ¡No más impunidad!

Comentarios cerrados.