Un envio del blog

Legalizaron el “factoring”

Enviado en 14 diciembre, 2013 Para 5:02 pm Escrito por en Artículos de opinión

Durante las elecciones de 2012, el economista Alejandro Fernández , en primer lugar, y luego, el PRD, denunciaron que el gobierno del PLD había decidido recurrir al mecanismo contractual del “factoring”, mediante el cual, el Banco de Reservas procedería a reconocer y financiar todo un programa electoral de obras públicas, sin ningún tipo de regulación ni transparencia, para beneficiar a sectores vinculados al gobierno, en un claro uso de los recursos del Estado en la campaña electoral.

Conservadoramente, se estima que esas transacciones ascendieron a unos RD$560 millones de pesos. Por la propia naturaleza de esas transacciones, las mismas son bajo condiciones de corto plazo. Dicho de otra manera, era una forma de incrementar la deuda pública, sin tener la aprobación del Congreso Nacional.

La bomba de tiempo fue creciendo hasta que el gobierno actual tuvo que desactivarla con una “creatividad legislativa” que no puede ser pasada por alto. Y lo hizo, como lo ha hecho el PLD en los últimos años, de forma nada transparente, solo aplicando su mayoría mecánica. El pasado 5 de diciembre, de manera urgente, y sin ningún tipo de informe, el Senado aprobó la Ley de “racionalización” de operaciones con el Banco de Reservas, mediante la cual, “legalizó” o “normalizó” el conocido “factoring”. Para beneficiar a los sectores vinculados al gobierno, el gobierno, en virtud de esa ley, convirtió esas operaciones de corto plazo a largo plazo, incluyendo un plazo de gracias de doce meses.

Todo lo anterior es un ejemplo de cómo el PLD utiliza las instituciones del Estado para satisfacer sus propios intereses. Por eso, su rechazo a la ley electoral, a la ley de partidos, y a la ley de responsabilidad fiscal.

La sociedad dominicana de hoy no es la de antes. La información camina rápido y no se oculta. Operaciones financieras como esa son parte de las causas del déficit fiscal que tiene nuestro país, y del difícil panorama del 2014. Recuperar el contrapeso y el equilibrio en los poderes del Estado es prioritario. Lo lograremos.

Comentarios cerrados.