Un envio del blog

Cambiemos el modelo

Enviado en 27 febrero, 2014 Para 11:14 am Escrito por en Artículos de opinión

La desigualdad social en República Dominicana se profundiza a pesar del crecimiento. Ahora fue el turno del Banco Mundial que mostró en un informe su preocupación por la realidad nacional, con un dato que simboliza la política pública de los últimos 10 años: “una tercera parte de la población es pobre a pesar de tener las habilidades y los activos para generar un ingreso mayor”.

El Banco Mundial ha confirmado lo que quienes estamos en contacto permanente con diferentes sectores de la sociedad, lo sabemos: el modelo de desarrollo económico, implementado en los últimos diez años, ha fracasado. Según el Banco Mundial, a pesar de que el PIB per cápita del país creció casi un 50% entre el 2000 y 2011, la pobreza en 2011 era del 40.4%.
Es decir, sectores de la economía crecieron, pero ese crecimiento no se ha reflejado en mejores oportunidades para la mayoría de los dominicanos. Dicho en otras palabras, los ricos son más ricos, y los pobres son más pobres, incrementándose la brecha social a niveles nunca antes vistos.

Al panorama anterior, se le suma el aumento de la criminalidad, unido a la impunidad y a la corrupción crecientes, por lo que la situación económica y social del país es altamente preocupante. El presidente Danilo Medina ha seguido el mismo modelo de desarrollo que ha caracterizado al PLD en sus períodos de gobierno: Han apostado al crecimiento, pero se han olvidado de la equidad.

Y ¡A qué costo!
Para cambiar el modelo, el Banco Mundial recomienda cuatro áreas que aseguran crecimiento y equidad: “1) Una política fiscal equitativa, eficiente y sostenible; 2) Instituciones inclusivas y transparentes y prestación eficiente de bienes públicos; 3) Mercados funcionales y accesibles; 4) Gestión del riesgo de manera integral y eficiente”. Es tiempo de repensar, de cambiar de rumbo, de modelo. El Banco Mundial nos aporta un insumo importante. Trabajemos todos juntos por el cambio para que tengamos más equidad.

Comentarios cerrados.