Un envio del blog

Presupuesto y desarrollo

Enviado en 02 octubre, 2014 Para 11:13 am Escrito por en Artículos de opinión

El presupuesto que ha sometido el presidente Danilo Medina para el 2015 es como de costumbre, lejos de lo ideal. El PLD y sus 10 años en el poder lo han llevado a encerrarse en un círculo de corrupción, despilfarro y préstamos, sin una salida aparente y condenando a varias generaciones a pagar una deuda creciente.

Tres puntos del presupuesto se llevan más de la mitad. El subsidio al sector eléctrico requiere de RD$ 40,900 millones, o el 1.4% del PIB, mientras pasan los años y las promesas envejecen, los apagones no solo se mantienen, ahora han aumentado en cobertura y tiempo.

Al subsidio se suma el insostenible pago de la deuda. Para cubrir los intereses se deben destinar aproximadamente RD$ 88,000 millones, o el 2.9% del PIB. De nuevo, pasan los años y el tan elogiado “blindaje” económico del país resultó ser una falacia tapada con préstamos y un profundo déficit fiscal.

El salario de los casi 500 mil empleados públicos se traducen en RD$ 138,800 millones, o el 4.6% del PIB. Una gran tajada de ese bizcocho se va en botellas, favores políticos y puestos innecesarios, mientras el 80% de los empleados del Estado seguirán ganando solo RD$ 5,117 pesos.

Esos tres ámbitos concentran el 58.9% del presupuesto para el 2015, esto quiere decir que el margen de maniobra para solventar problemas de salud, vivienda y asistencia social es mínimo, el reflejo más evidente de que el presupuesto Estatal no es un instrumento al servicio del desarrollo, sino al servicio de unos pocos.

Los números y la realidad económica no deja espacio para siquiera plantear mejoras salariales, empleos dignos y servicios básicos para todos. Entre subsidios, deudas y corrupción, la fiesta es total, pero la cuenta la pagaremos nosotros, nuestros hijos y nietos. De ahí la importancia de los próximos años y las venideras elecciones. El futuro y cambio de rumbo que queremos para el país lo decidimos entre todos. Lo lograremos.

Comentarios cerrados.