Un envio del blog

Balance del 2014

Enviado en 27 diciembre, 2014 Para 4:32 pm Escrito por en Artículos de opinión

El 2014 fue un año muy difícil para la familia dominicana, arropada por un modelo de mucho para unos pocos y poco para la mayoría, una visión de Estado que olvida la transparencia y abraza la corrupción.

Al reflexionar sobre estas líneas, hice un ejercicio sencillo. Me pregunté qué problemas básicos el PLD ha resuelto y qué problemas persisten. La desventaja fue abrumadora, el saldo, desfavorable. La salud sigue hundida porque carece de inversión; ahí está el triste ejemplo de los niños fallecidos, la mortalidad materno-infantil y una desatención que le da una vigencia total a la célebre canción de Juan Luis Guerra, El Niágara en Bicicleta.

La vivienda sigue siendo un sueño lejano para millones de familias dominicanas. Mujeres, hombres y niños sobreviven en condiciones inhumanas, viendo violentados sus derechos fundamentales, los mismos que la Constitución establece y que sin embargo en 14 años en el poder, el PLD ha sido incapaz de cumplir.

El empleo tiene el prefijo “des” para el 15% de la población activa y capacitada para laborar. El país supera el promedio de la región, no solo porque no existe una estrategia de creación de empleo, sino también porque a la juventud se le cierra las puertas al no tener “experiencia”, al mismo tiempo que a la mujer dominicana se le discrimina por su género e incluso se le paga menos por el mismo trabajo que hace un hombre.

Mientras la corrupción y la concentración de riquezas sigan siendo política de Estado, no podremos derrotar la pobreza, construir una verdadera democracia y ganar el futuro. Esto lo debemos y vamos a revertir, desde la oposición, con una opción de poder distinta, sostenible y para todas y todos los dominicanos.

Lo lograremos. Nos vemos en el 2015.

Comentarios cerrados.